Eloy Jiménez: San Francisco de Macorís me ha recibido muy bien
Eloy Jiménez: San Francisco de Macorís me ha recibido muy bien

El dinero no le ha importado hasta el momento ni su alta cotización como prospecto número cuatro de los Medias Blancas de Chicago. Más bien Eloy Jiménez trabaja para llegar a su meta más próxima: Grandes Ligas.

Firmado originalmente por los Cachorros de Chicago, con un contrato de 2. 8 millones de dólares, Eloy fue valorado como el mejor prospecto en el mercado internacional en 2013.

Y no ha fallado.Los números que ha puesto mientras sube por los circuitos minoritarios así lo demuestran.

“No me enfoco en el dinero y tampoco en que soy prospecto. Me enfoco que en que soy un jugador regular y me olvido de las cosas que están pasando fuera. Eso me ha ayudado mucho”, dijo Jiménez a elCaribe.

Y así como Miguel Cabrera representa su ídolo, de la misma manera que él llegó, Eloy quiere pisar y mantenerse en el camino sagrado de las Mayores.

“Me inspiró Miguel Cabrera, venimos del mismo scout que nos firmó, Luis Jaguar, y eso me da motivación. El firmó a ese caballo y a mí, por algo fue. Sigo trabajando duro para ver si puedo ser igual o mejor que él”, enfatizó Jiménez, quien estuvo dentro del paquete en el cambio con Medias Blancas por José Quintana, en julio del presente año.

Jiménez, quien fue criado en un entorno familiar con padres profesionales su progenitor, profesor de educación física y su madre, bioanalista de la Policía Nacional, ha sobrellevado durante sus 20 años, el amor por el béisbol, y su formación académica. “A los nueve años cogí un bate, a los nueve fui al estadio de la mano de mi padrino en el béisbol (Amaury Nina), pero también seguí mis estudios y terminé el bachillerato”, puntualizó Eloy, quien avanzó por dos niveles de las filiales de Chicago (Clase A avanzada y Doble A) esta temporada y terminó con promedio de .312, 19 cuadrangulares y 65 impulsadas.

Desde que firmó hasta ahora, los mejores analistas del béisbol organizado de los Estados Unidos indican que Jiménez genera una impresionante velocidad en el bateo, y que además lo complementa con buen trabajo al usar todo el campo y hacer ajustes.

“Le doy gracias a Dios por la familia que tengo, por todo lo que he atravesado (pérdida de su abuelo) por llegar hasta aquí. He estado fuera de mi casa desde los 14 años, pero todo el sacrificio ha valido la pena”, manifestó Jiménez, quien es nativo del sector de Villa Francisca del Distrito Nacional.

Justamente, Eloy está viviendo uno de sus sueños de jugar en el béisbol invernal dominicano con los Gigantes del Cibao, quienes lo seleccionaron en primera ronda como el primer pick del Sorteo de Novatos de 2016.

“Quiero dar las gracias a Dios, y a mi familia, al equipo de los Gigantes por permitirme jugar aquí, a la fanaticada de San Francisco de Macorís que me ha recibido muy bien”, dijo el jardinero, que desde pequeño creció admirando a Manny Ramírez, Adam Jones y Miguel Cabrera.

Fuente: El Caribe.

+ Leídas