Al cumplir 32 años EL JAYA es reducto confiable en la Era de la Infoxicación
Al cumplir 32 años EL JAYA es reducto confiable en la Era de la Infoxicación

Estimado lector, le comunicamos que el 20 de noviembre en curso este rotativo cumple 32 años de circulación ininterrumpida.

La presente edición (EL JAYA 716 EDICION 1 NOVIEMBRE 2017) corresponde al número 716, es decir, EL JAYA ha estado esa cantidad de veces sin faltar en el mercado de lectores con informaciones honestas, ideas, juicios y propuestas como aportes a la agenda de desarrollo.

En otras palabras 716 veces hemos intentado ofrecer contenidos de calidad en cuanto a reseñar los hechos con sentido ético, con respeto a los lectores y a la comunidad.

Revisar cada edición desde su salida permite comprobar que EL JAYA es coherente en el criterio de seleccionar y privilegiar la difusión de los valores, temas y hechos más importantes del conglomerado social del cual ha sido testigo y cronista.

Como sabemos que el principal activo de este medio escrito de comunicación radica en la credibilidad, jamás lo arriesgaremos haciéndonos eco de rumores, tampoco en convertirnos en pedestal de persona o sector alguno, ni en sensacionalizar ningún hecho que alimente el morbo.

El perfil de EL JAYA madura y se fortalece en la práctica de hacer comunicación para el desarrollo. Es así como edificado en esta filosofía, además de cumplir su principal función de medio informativo, también asume el rol de ente propositiva.

Portada de la primera edición de EL JAYA.

Ahora que la sociedad en todos sus estratos está sometida y a la vez participa del fenómeno de la infoxicación, es decir, el exceso y sobre abundancia de información, incluidas las noticias falsas, EL JAYA y su plataforma de Internet www.eljaya.com, que se actualiza diaria y continuamente, es y será un reducto confiable para quienes buscan satisfacer su necesidad personal y ejercer el derecho universal de estar correctamente informado.

Este rotativo en su doble papel de producto y como servicio tiene mucho que agradecer, tanto a las empresas que confían en la efectividad del medio para llegar con sus comerciales al público, como a los lectores que disfrutan su contenido y nos reiteran su preferencia a lo que llaman patrimonio de San Francisco de Macorís.

Que quede claro: sin comercios y sin empresas no hay facturación para cubrir los costos de un medio informativo, pero sin los consumidores que son nuestros lectores que disfrutan sus contenidos, EL JAYA no existiría. A ustedes pues, anunciantes y lectores, gracias, muchas gracias por su apoyo.

Asimismo la dirección de EL JAYA valora y agradece al personal periodístico y administrativo el entusiasmo con que diariamente aporta sus esfuerzos para mantener activa e indetenible a esta factoría de la más confiable información periodística.

portadas periodico el jaya 

+ Leídas