Por una UASD de paz productiva

El maestro Miguel Medina Liriano acaba de ser electo Director General de la UASD-Recinto San Francisco.

Le acompañan la maestra Rosa Francia Burgos, subdirectora docente y la maestra Sonia Barrera, subdirectora administrativa.

Medina Liriano, Burgos y Barrera constituyen la cúpula gerencial de una institución que aspiramos asuma el rol que le corresponde, liderar la revolución que necesita la amplia zona Nordeste de la cual San Francisco de Macorís es la ciudad y municipio más grande y de mayor dinamismo.

Para el equipo docente-administrativo que encabeza el maestro Medina Liriano EL JAYA -aunque parezca utópico- expresa aquí aspiraciones y plantea sugerencias que ojalá tome en cuenta, dado el contexto de los acelerados cambios que están en marcha hacia la tecnologización que impacta todos los ámbitos de los seres humanos.

-Aspiramos que la UASD-Recinto San Francisco en la gestión próxima a comenzar, a través de la vía dialógica, concrete acuerdos con los sectores que componen esa familia universitaria, con el objetivo de producir la armonía que propicie un ambiente de paz productiva y de conocimientos que pueda llevar a la comunidad en labores de extensión bien articuladas con las organizaciones sociales y que coadyuven a impulsar el desarrollo.

-En la administración Medina-Burgos-Barrera pudiera la UASD-Recinto San Francisco, iniciar un programa piloto -no plan- de motivación a los alumnos para que puedan interesarse y conocer el gran potencial de la producción de rubros agrícolas y pecuaria desde la crianza de peces y camarones en estanques...

Está de moda el término emprendurismo, pero en las áreas que menos se emprende es en el quehacer de la producción de alimentos de origen agropecuario.

Una mirada a las estadísticas revelará que las carreras menos demandadas en la UASD-Recinto San Francisco, son la agronomía y veterinaria. La finca que posee en Honduras de Las Guáranas puede ser un laboratorio experimental y con charlas ilustradas, con las que consiga mostrar las facilidades y ventajas de la producción agrícola no tradicional como la hidropónica y la agrícultura urbana. Lo importante es que los rubros alimenticios tienen mercados en permanente expansión y con su venta, los alumnos pueden costearse los estudios de la carrera que cursen.

De las misiones que tiene la UASD de docencia, investigación y extensión, se puede afirmar que por falta de una gestión adecuada la sede central y sus extensiones regionales sólo imparten docencia.

En ese sentido sugerimos a los gerentes de nuevo ingreso de la UASD-Recinto San Francisco diseñar un programa que en coordinación con los centros de educación desde las estancias infantiles hasta cuarto curso de la enseñanza preuniversitaria a los alumnos que muestren inclinación por la tecnología para un programa de seguimiento y captación como talentos a orientar y desarrollar en ese campo.

Pongamos por ejemplo a los equipos de béisbol de grandes ligas: exploran y dan seguimiento a jovencitos que tienen talento para esa disciplina hasta adquirirlos.

Aclaramos aquí que esa academía no va a salir a contratar alumnos para las áreas tecnológicas; lo que sí puede y debe ofrecer incentivos y facilidades a quienes muestren inclinación y talento para crear e inventar objetos para evaluarlos y hacer mediciones de su desarrollo.

No hablamos aquí de niños, adolescentes o jóvenes con características de índigo o de cristal, que están considerados que tienen capacidades extraordinarias, sino de personas que por pertenecer a la generación Z ó nacidos digitales, estimulados por la curiosidad y guíados por la intuición dan notaciones a tomar en cuenta para seleccionarlos e integrarlos al equipo humano para la investigación y producción de tecnologías.

Si las aspiraciones y sugerencias que acaba de leer parecen inaplicables, clasifiquémoslas en el ámbíto de las utopias, que son duendes con vocación de convertirse -más temprano que tarde- en luminosas realidades.

+ Leídas