Teatro de actores anquilosados, inorgánicos y sordomudos

Que las organizaciones sociales y populares de San Francisco de Macorís todavía mantengan vigente el método más primitivo y estresante que es la huelga para reclamar el cumplimiento de reivindicaciones, pone al desnudo su falta de creatividad para concebir e implementar formas más innovadoras para el logro de objetivos.

Que las personas investidas de autoridad para ostentar un cargo público por elección o designación administrativa no puedan responder con soluciones satisfactorias a las demandas de resolver pequeñas obras o necesidades de “poca monta”, reduce su investidura al simple ejercicio de una representación decorativa e inorgánica.

Que los líderes de las organizaciones empresariales, gremios de profesionales, instituciones educativas y congregaciones religiosas se mantengan mudas e indiferentes -como si fuesen sordomudos- ante las convocatorias a paralizar sus actividades productivas por 24 ó 48 horas como ocurre con frecuencia, pone en evidencia la incapacidad de este liderazgo para asumir el rol de mediar soluciones, ser árbitro y testigo confiable para dar seguimiento a los acuerdos con los que los promotores terminan su jornada cuya cosecha se resume en heridos de los cuales algunos mueren días después o quedan lisiados imposibilitados de ser productivos.

Poner en escena como obra de teatro la situación que desde hace 32 años vive San Francisco de Macorís con el tema de los reclamos populares, promesas de los políticos, funcionarios y el rol que históricamente han asumido los sectores llamados a mediar soluciones, distribuiríamos los siguientes papeles:

Organizaciones populares: mujeres, hombres y muchachos salen con lámparas husmeadoras, cántaros vacíos con vestidos raídos y descalzos reclamos de mejores condiciones de vida; le siguen los que llevan trozos de cuaba y fósforos para prenderles fuego si no tienen respuestas a sus demandas.

Los funcionarios: alcalde, regidores, senador, diputados, gobernador, el comandante policial y otros designados se comunican con sus interlocutores mediante señales, con pantomima: ya sus palabras son inaudibles y se expresan con gestos.

El auditorio: compuesto por líderes de las instituciones empresariales-comerciales, gremiales, educativas, religiosas y otras agrupaciones, permanecen como sordomudos que no aplauden ni comentan nada pues no entendieron la obra por no haberla oído y por tanto no hablan porque no tienen opinión.

Resultado: las organizaciones se mantienen en interminable luchismo, el funcionariato hace gestos pero no resuelve, mientras que el liderazgo del quehacer productivo permanece inconmovible a la espera de que se cumpla el plazo de la paralización para reanudar sus actividades.

A fuerza de esta improductiva rutina es aconsejable presupuestar cinco paralizaciones por año para tener la inevitable cosecha de heridos y presos sin descartar posibles muertes de personas inocentes o ajenas a las refriegas que se escenifican en la tierra de nadie como se convierten calles y sectores de esta ciudad del Jaya en cada convocatoria a huelga.

Reconocemos y valoramos el papel de voceros críticos de la sociedad frente a las autoridades que ejercen los dirigentes que integran la plana mayor de las organizaciones populares que convocan las paralizaciones por obras de interés, ya que los peledeístas, perredeístas, perremeístas ni reformistas no lo harían nunca.

Ahora que comienzan a planificar una próxima huelga regional para la cual no se ha puesto fecha, es recomendable que se declare por tiempo indefinido, de largo aliento. Ponerle plazo le quita el encanto de una aventura y condiciona a los demás actores a esperar que finalicen las 24 ó 48 horas de las habituales convocatorias.

En proyecto terminado Quedan dos Apartamentos En Urbanización  Mirador del Jaya en Precio Especial 2.8 Millones Caoba, porcelanato y  titulo en mano. Llama ya!

+ Leídas

RESIDENCIAL SMA, urbanización Mirador del Jaya, san francisco de macoris