Un pacto que unirá voluntades y evitará dispersión de esfuerzos

Está cerca la fecha de producirse un pacto entre dos grandes sectores que componen el conglomerado de San Francisco de Macorís para gerenciar de forma coordinada el progreso y desarrollo de este pueblo.

San Francisco de Macorís es el pueblo con el mayor grado de organización social del país en comparación con las demás comunidades de su tamaño.

Cada organización tiene su objetivo general y el plan a ejecutar para alcanzarlo. Sin embargo, cuando examinamos por separado esos objetivos, llegamos a la conclusión de que existe un común denominador.

Ese denominador común consiste en gestionar ante las instancias del Estado Dominicano la solución de las necesidades más urgentes y que invierta en obras para el desarrollo, parte de las millonarias recaudaciones que por impuestos, servicios grabados y otros conceptos recibe de manera contínua a través de sus agencias.

Un detalle a destacar es que las organizaciones de San Francisco de Macorís son transversales. Esto significa que las instituciones más grandes o numerosas como la Asociación para el Desarrollo de la Provincia Duarte, la Cámara de Comercio y Producción de la Provincia Duarte, la Unión de Comerciantes y Empresarios del Nordeste y el Consejo Regional de Desarrollo tienen como socios a la vez a personas de los más diversos sectores productivos.

Estas forman comisiones que de manera discreta encaminan gestiones y contactan personas de las altas esferas gubernamentales para que se atiendan las necesidades cuyas solución prometieron los políticos durante la campaña en que fueron electos.

Igual ocurre con las agrupaciones comunitarias como las juntas de vecinos, que a su vez la integran personas que pertenecen a asociaciones, federaciones, sindicatos y grupos políticos. Todos coinciden en sus objetivos con las entidades empresariales en cuanto a que procuran el bienestar colectivo y, por consiguiente, el progreso material y el desarrollo social. Estas plantean sus demandas de manera pública, con claridad y dan plazos perentorios para que se cumplan las promesas conocidas.

Entre estos dos grandes segmentos del colectivo franmacorisano, están los representantes del poder político investidos de autoridad, quienes desempeñan funciones oficiales, unos por designación y otros por elección, quienes conocen muy bien los problemas y necesidades por cuyas soluciones abogan tanto el segmento empresarial como el sector popular.

Ahora, en estos momentos, figuras del empresariado encaminan gestiones con los voceros del sector popular a los fines de pactar la creación de un equipo intersectorial, que coordine y canalice las demandas. Ese órgano estará compuesto por personas representativas de los referidos sectores.

Con este pacto se buscará generar consensos, unir voluntades y encaminar esfuerzos en dirección a obtener objetivos de gran impacto comunitario. Está planteado preparar una agenda con las obras prioritarias y trazar un programa de reclamos y diligencias ante el Presidente para que el mandatario designe a los funcionarios que deben dar respuestas a las demandas.

El acuerdo contemplará que sea el equipo intersectorial que convoque a paralización de labores sólo cuando las gestiones ante el gobierno no hayan tenido resultados satisfactorios.

Este es, sin dudas, un pacto más productivo, evitará la dispersión de esfuerzos, jerarquizará el diálogo entre una auténtica representación de la comunidad y contribuirá a dejar atrás el primitivo y estresante método de la huelga al cual ha estado sometido San Francisco de Macorís por más de 40 años.

En proyecto terminado Quedan dos Apartamentos En Urbanización  Mirador del Jaya en Precio Especial 2.8 Millones Caoba, porcelanato y  titulo en mano. Llama ya!

+ Leídas

RESIDENCIAL SMA, urbanización Mirador del Jaya, san francisco de macoris