Blindar con diálogo éxito del año escolar
Blindar con diálogo éxito del año escolar

Inicia el año escolar 2018-2019 con expectativas de éxitos por parte de las autoridades y situaciones que afectan e inquietan a la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), uno de los actores importantes del proceso de la educación sistematizada.

La comunidad también apuesta al éxito y aspira a que se logren los objetivos trazados, para lo cual es imprescindible mantener un ambiente de paz y armonía laboral en los centros de enseñanza.

Sin dudas que el Gobierno, vale decir el ministerio de Educación, realiza su labor y hace esfuerzos para alcanzar los objetivos y metas de mejorar la calidad de la enseñanza.

Pero asuntos de orden administrativos amenazan el desarrollo del proceso de enseñanza. ¿Qué hacer para mantener la paz y la armonía en los planteles?

La respuesta es simple: establecer la mesa de diálogo respetuoso y franco entre las autoridades, el gremio de los profesores y con personas de la comunidad que sirvan de garantes.

El ministerio de Educación tiene los recursos económicos, tecnológicos y humanos para eliminar las dificultades que inquietan a la ADP que amenaza con reclamarle soluciones.

La ADP de San Francisco de Macorís, por ejemplo, enumera problemas como cancelaciones injustificadas de maestros, descuentos inexplicables de hasta 50 por ciento a salarios de profesores, problemas de locales escolares en las comunidades de La Malena; Cueva, de El Cercado; del Cruce de los Basilios y en el sector San Martín del barrio del mismo nombre.

Situaciones similares se presentan en todo el país, pero tienen solución si las autoridades y maestros se sientan a dialogar con voluntad de resolverlos con testigos que garanticen su cumplimiento.

Tenemos que lamentar que los conflictos entre las autoridades de Educación y la ADP tienen enorme repercusión en la población de estudiantes de escasos recursos, quienes se ven impedidos de disfrutar del desayuno y merienda escolar y otros muchos alumnos de escuelas de tanda extendida tampoco reciben desayuno ni almuerzo.

Esos conflictos trastornan seriamente el presupuesto familiar de los alumnos, rompen la programación de las empresas que suministran el desayuno, merienda y almuerzo escolar y generan grandes pérdidas económicas al país, al Estado Dominicano.

EL JAYA entiende que este es el momento de proteger y blindar el éxito del año escolar, por lo que las autoridades de Educación y los dirigentes de la ADP tienen que mantener el diálogo que propicie armonía en las aulas.

+ Leídas