Día de las madres
El Día de las Madres una tradición con el espíritu de unir a las familias

Honrar y celebrar el día de las madres es una tradición que data desde las civilizaciones de la antigua Grecia donde se registran homenajes a las madres.

Durante la época del Siglo XVI en Inglaterra se establece la celebración llamada Domingo de Servir a las Madres, en la cual los criados tenían permiso y el día pago para ir a visitar a sus madres.

Esto fue una gran alegría para los criados que les pagaban su día de trabajo y podían volver a la casa de sus familias y pasar el día con sus mamás.

En Estados Unido y Canadá la celebración se realiza el segundo domingo del mes de Mayo, luego de la motivación que realizó una mujer activista llamada Ana Jarvis de Filadelfia.

Jarvis luego de la muerte de su madre en 1905, decide escribir, a maestros, religiosos, políticos, abogados y otras personalidades, para que la apoyen en su proyecto de celebrar el "Día de las Madres" en el aniversario de la muerte de su madre, el 2do domingo de mayo.

Tuvo muchas respuestas, y en 1910 ya era celebrado en casi todos los estados de los Estados Unidos.

Viendo la joven Jarvis, la gran acogida a su iniciativa, logró que el Congreso de los Estados Unidos presentara un proyecto de ley a favor de la celebración del «Día de las Madres», en todos los Estados Unidos.

En 1914, luego de deliberar y aprobar el proyecto, el Presidente Woodrow Wilson firmó la petición que proclamaba el «Día de las Madres» de fiesta nacional, que debía ser celebrado el segundo domingo del mes de mayo.

Posteriormente otros países se fueron sumando a la celebración y Ana Jarvis pudo ver a más de 40 países de diferentes partes del mundo en este acontecimiento.

La celebración en la República Dominicana

En nuestro país está fiesta se conmemora el último domingo del mes de mayo y se estableció luego de la desocupación estadounidense, durante el gobierno del General Horacio Vásquez, en 1926. En ese entonces, la primera dama Doña Trina de Moya y Ercilia Pepín, educadora de Santiago, segunda ciudad del país, fueron la primeras en promover la festividad.

En esta fecha se constituyó en Santiago de los Caballeros el primer Comité Pro-Día de las Madres y se estableció como símbolos el clavel rojo para la madre viva y una azucena o nardo para la madre fallecida; todos propusieron vestir de rojo o blanco según el caso.

La primera celebración oficial fue el 30 de mayo de 1926 y para ello se organizaron actos públicos y escolares, veladas, visitas colectivas al cementerio y se emitieron publicaciones en las que se explicaba las razones del homenaje.

El Himno a las Madres, escrito por Trina de Moya, es al canto por excelencia en las escuelas para celebrar este día. Que inicia con las estrofas “Venid los moradores del campo y la ciudad, entonemos un himno de intenso amor filial, cantemos a las madres su ternura y su afán y su noble atributo de abnegación sin par...".

En esa época era costumbre regalar rosas, besos, abrazos y mucho cariño. Hoy la fecha es más comercial y aprovechada para el consumo de grandes sumas de dinero en regalos.

Lo más importante es que está tradición mantiene el espíritu de reunir a las familias y honrar a las madres que fue como inició en Inglaterra en el siglo XVI.

+ Leídas