Dominicanidad y ½.

Aceptando el pecado de creerme un poco observador confieso que me gustan los aeropuertos, los circos y las playas particularmente en Semana Santa o primero de Mayo.

Estos curiosos lugares por su natural aglomeración de público calidoscópico ofrecen una vitrina útil para realizar un acercamiento a la dominicanidad diluida y estropeada.

El Aeropuerto Cibao que brinda servicio a las ricas Provincias Cibaeñas es un teatro de Bodevil en donde cualquier día usted oye y ve a un inspector chequeando una maleta que la línea aérea le ha avisado unas mil veces. “el peso de las maletas no debe-puede pasar de 50 libras, y la respuesta no se hace esperar 30 segundos.

Pero yo la pese en mi casa.

Sin hacer el mínimo caso el inspector dice:
Por favor abra la maleta.
Con refunfuño incluido la señora que viene de Rincón de Piedra y que viaja por primera vez, se abaja y con parsimonia abre la maleta, para equilibrar el peso, el Sr. Inspector saca:
Un salami de mallita.
Un pote de dulce en almíbar.
Dos quesos “geos”; para un total de 71/2 libras.
La maleta pasa la prueba del peso, y se oyó entre dientes
Que vaina.

Después el mismo inspector me conto que nunca supo cómo un señor pudo pasar 15 libras de queso de hoja si no hay mucha prisa oirás una sarta de quejas muy pocas originales.Llegue tarde porque el taxi me dejo y llame a otro.

Mi abuelo tenía los ojos verdes y yo los herede
Que usted quiero yo Salí así.
Que hay que llenar otra hojita.
Que me dejen beber romo que yo me mareo.
Yo no se me esa dirección muy bien, pero es en el Bronx.
Y mil más.

La cuestión es que en los aeropuertos nos retratamos a cuerpo entero, tal como somos.

En los circos somos expectantes y expertadores; y allí también demostramos nuestra original dominicanidad, y si no, como es que se nos ocurre preguntar y decir P/E: - y porque el payaso tiene la nariz tan grande.

Fíjate, pagar para ver animales.

Porque tiene que ser un enano el que anuncie todo.

Oye la que va en el caballo parece que está en cuero( claro no conoce la ropa color carne), y para rematar le molesta la música.

Bueno nunca han visto cirque du soleil

Ay la playa ya sea en Semana Santa o primero de Mayo siempre es un espectáculo, digno de admiración y estudio.

En la Semana Mayor, total nunca he sabido porque es mayor si tiene los mismos días, pero bueno dejemos ese tema para otro día, lo que si es cierto es que la Semana Santa se bebe más romo que en navidad y también se realizan otras actividades, no tan santas que digamos.

Bueno una vecina de barrio tiene un niño que se llama Jueves Santo/ vaya usted a saber porque.

Un primero de Mayo de los que van del nuevo siglo se me ocurrió visitar la playa en la Entrada próximo al pueblo de Cabrera; oh!! Maravilla de Murray y Lackman, el espectáculo es exquisito, cualquier torre de Babel es pura minucia; de entrada, temprano esta la natural protesta:
Y esta jodia soga, uno no puede parquearse donde uno quiera.

Es que “cetur” coloca una soga para garantizar un espacio para parqueo y otro para los visitantes, pero recuerde, la mayoría de conductores, ven un letrero que dice “no estacione” y entonces se estaciona.

Al subir la mañana en un tris, como se brotaran de la arena, puede ver:
Un viejo con unas sillas al hombro y un letrero
“son a 50 por día, mas allá un moreno con pinta de atleta de gym dice:
Oye te enseño a bailar en la arena.

Luego una haitiana :
Dulce bueno de maní con azúcar clema.
La señora que hace clinejitas bonitas.
El viejo que vende mamajuana con miembro de carey.
El de los Chey Long, a 150 por día.
Y después la campanita del barquillero, la voz de la haitiana perfumada, y luego el pin de las 12, un señor de mediana edad abrió todas las puertas de su Toyota 2015 y solto a todo volumen una bachata de verdad, esto parece que no le gusta a otro desorejado y coloco 2 bocinas de chuchero o panadeo encima de su Honda Accord y le dio volumen a un perico ripiao, y entonces alguien dijo:
Así mismo, que bailen lo que le dé la gana, co……
y para completar el cuadro de otro vehículo se oye el tema del Titanic, y uno o que estaba ya muy entrado en tragos, levanto la cabeza y más o menos Balbuco.

Oye esa vaina dique Titanic en la playa, carajo.

 

Decora tu espacio con un recuerdo histórico de San Francisco de Macorís. Pintura de paisaje urbano del emblemático cine Carmelita,   28 x 40: En Acrilico Info: WhatsApp: 809-853-0444.  Envíos fuera de SFM previo trato.

+ Leídas

Expo Feria Mayoristas 2017, del 30 de agosto al 3 de septiembre