Ley 340-09 y su alcance
Ley 340-09 y su alcance
Felix Paulino.
Felix Paulino.

Con la promulgación de la ley que regula la fabricación, comercialización y manipulación de cualquier tipo de fuegos artificiales, el país ha experimentado una significativa merma de los niños, niñas y adolescentes quemados, mutilados o muertos.

Gracias al esfuerzo desplegado por el Ministerio de Interior y Policía y la labor operacional de los inspectores y supervisores a cargo de dicho Ministerio a nivel nacional, los afectados por fuegos artificiales en las festividades navideñas es casi nulo. La medida de prevención a tales fines comienza meses antes de las navidades, abarcando a escuelas y colegios de toda la geografía nacional, donde se imparten charlas y se distribuyen volantes alusivos a la peligrosidad de detonar estos artefactos.

En una segunda etapa se realizan operativos en colmados, almacenes y cafeterías para detectar posibles ventas ilegal de estos productos.

Anterior a la ley 340-09 era notoria la cantidad de niños, niñas y adolescentes lesionados por manipular fuegos artificiales. Hoy, gracias al esfuerzo conjunto de todos los actores que intervienen en esta tarea se ha podido reducir a su mínima expresión los accidentes por causa de estos artefactos.

La misma ley 340-09 en sus articulados 9 y 11 explica de manera clara la forma como deben ser utilizados los fuegos pirotécnicos. En tal sentido deben ser autorizados por el órgano correspondiente, en este caso el Ministerio de Interior y Policía.
Si de hacerse lo propio con todas las demás leyes, incluyendo la propia constitución de la república, al igual que ocurre con la ley 340-09 de seguro estuviéramos hablando de otra república y de mejores ciudadanos.

+ Leídas