Rosa María Paula
Educación bancaria vs. Educación liberadora Una reflexión desde las teorías de Paulo Freire.

La educación bancaria ha sido planteada por Freire en donde considera la relación educando y educador como tradicional en donde la educación se convierte en una mera transmisión de conocimiento en donde se evidencia el papel de emisor y receptor de maestro y alumno. Existe una relación educativa, en donde los estudiantes son tratados como bancos para depositar conocimientos. Entonces, la educación se convierte en un acto de depositar, de ahí que Freire la denomine la educación bancaria.

Una de las características de la educación bancaria es la relación que existe entre docente y alumno, la cual según Freire es “narrativa”, “discursiva”, ya que un sujeto y unos objetos, Uno activo (el docente) otros pasivos ( los alumnos) En esta relación el docente es que lo sabe y lo controla todo.

Los alumnos reciben del docente toda la información como meros receptores, los cuales van archivando sin antes haber procesado y mucho menos filtrarlos. El alumno se convierte fácilmente en un instrumento de dominación.

En este sentido Freire dice: “En la medida en que esta visión bancaria anula el poder creador de los educandos o lo minimiza, estimulando así su ingenuidad y no su criticidad, satisface los intereses de los opresores”.

Este tipo de educación carece de comunicación, ya que es un proceso unilateral en donde el docente, en vez de comunicarse con los alumnos, hace comunicados que éstos simplemente memorizan.

De ahí que la educación bancaria no permita la acción, la investigación, limita la creatividad y la capacidad de reflexionar, en consecuencia, lleva a la domesticación de los educandos, a adaptarse a la realidad sin permitir la posibilidad de plantarse transformar su propia realidad; es una educación que modifica la mentalidad de los oprimidos pero no la situación opresora.

Esta educación entra en contradicción con la educación liberadora o problematizadoras que, para ser tal, debe superar “la contradicción docente -alumno.

Debe estar fundamentada en la conciliación de sus polos, de tal manera que ambos se hagan, simultáneamente, docentes y alumnos “eliminando, así, las barreras y consecuencias negativas que trae consigo la educación bancaria.

En la educación liberadora, el diálogo es fundamental, ya que va unido a la realidad de quienes dialogan.

Este diálogo que problematiza la realidad rompe con los esquemas tradicionales de la educación que separa educando y educador. A partir de la situación de diálogo no es el educador el que educa exclusivamente, sino, que éste es también educado mediante la conversación con el educando; así se elimina la brecha sujeto-objeto en el proceso educativo.

En la pedagogía de Freire es fundamental su afirmación de que “nadie educa a nadie, así tampoco nadie se educa a sí mismo, los hombres se educan en comunión mediatizados por el mundo”

+ Leídas