Ropa de paca

Querida paca, te escribo para agradecerte lo mucho que has hecho por mí y mi familia, solo así ha sido posible usar las mejores marcas de ropas del mundo, hasta cartera Dolce y Gabbana y zapatos Sochi, pantalones jeans Aeropostalé, America Eagle, Levi’s y camisa, blusa, vestidos de Óscar de la Renta, Carolina Herrera, Gap, Banana Republic, Ralph Lauren, Polo y otras marcas que usan los congresistas compradas en el extranjero pagadas con dólares del dinero del pueblo.

Querida paca tu eres un símbolo de honestidad quien te usa no anda bien económicamente, nunca es del comité central, mucho menos del comité político del PLD, no tiene familia cercana al poder ejecutivo del gobierno, ni eres Diputado, ni Senador solo eres un tira peo que forma parte de las masas que componen el llamado pueblo.

El que usa paca puede andar con la cabeza en alto, la mirada en la misma dirección del sol, asistir a la misa de la Iglesia Católica o a los actos religiosos de los grupos cristianos evangélicos y protestantes.

Querida paca te cuento que un día me encontré con un joven abogado en una famosa reguera llamada con el bello nombre Agáchate Boutique el Mango, el joven abogado al verme se escondió detrás de una rumba de chaquetas de hombres, pero la dueña de las pacas me hizo seña con su boca y su mirada de mujer picara, donde estaba el joven abogado, estando frente a frente a mí se desmayaba de la vergüenza y yo le decía:

–Eso no es nada, yo también compro aquí –.

Ese día fue mi mejor compra, media docena de trajes negros, media docena de varias piezas de colores y todos europeos a 100 pesos cada uno.

Querida paca como sugerirles a esos americanos que voluntariamente regalan esos trajes casi nuevos pero con las mangas muy anchas, te cuento que me encontré una chaqueta bella, extraordinariamente bella, pero las mangas me quedaron tan arrugadas que parecía un bailador de rumba chachacha y por mi programa de televisión alguien llamo para decirme que las mangas de mi chaquetas parecían una longaniza con poco relleno.

Querida paca no te enojes, pero también recibo caja de mis hermanas que viven en Nueva York y Orlando, cuantas cosas me mandan, cosas muy importantes y otras la guardo cuando vienen ciclones y los hipócritas organizan tele maratón para los pobres.

Ese día se las llevo al programa de TV Sin Limites de Alex Díaz, recuerdo que mandé botas de mujeres para la nieve, abrigo de poliéster que pican si se usan en el sol, blusas transparentes, pantalones de vaqueros de los años 60, cuando estaban de modas las películas de Bonanza, carteras brillantes que se usan de noche para tomar tragos en Car Wash, correa con la hebilla de metal con un toro pintado, camisa con nombre de hoteles famosos, gorras con nombres de publicidad Coca Cola, Pepsi-Cola, Cerveza Vier, Zapatos de puya.

Queridas cajas de barcos, gracias a ti he recibido pastillas de vitaminas, colágeno para la piel y el pelo, aceite de maíz, ketchup de clase, sardinas con olor a mar, sal yodada, aceite de oliva extra virgen, camisa Gap y sobre todo pastillas naturales para la próstata, gracias muchas gracias por todas esas cajas.

ATT: Manolo Bonilla
Que viva la Paca

Manolo Bonilla

Manolo Bonilla es Comunicador, en el programa “La ventana de Manolo, por el canal 8 de Telenord

+ Leídas