Trump: De capitalista salvaje a mendigo planetario

Fiel a sus promesas en la campaña que lo llevó a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump comenzó con fuerza a convertirlas en realidad.

Tremendo reperpero. Él, que  nunca ha sido subalterno de nadie, intentará imponer un gobierno asentado en la lógica del patrón de la Edad Media.

El patrón decide, ordena, manda. No escucha, no dialoga, no busca opinión, no gestiona consenso.

El patrón tiene peones, no colaboradores; piensa y actúa sin medir consecuencias conforme a sus objetivos por lo que no le importa la resistencia y aplica los recursos de que dispone para eliminarla.

Al patrón no le gustan las críticas, le molestan quienes disienten de él. Lo suyo son las lisonjas y quienes les adulen.

Sus decretos prefiguran cambios radicales de diferentes paradigmas comenzando en lo político y económico.

Con sus promesas de campaña y las acciones que ha puesto en marcha, todo conduce a pensar que Trump intenta corregir los errores de la historia e instaurar el mundo utópico que acaricia en su psiquis.

Él tiene como estrategia actuar en lo inmediato como un agente del caos. como un ignorante compulsivo en desafío a las normas de convivencia social y política, a los convenios o acuerdos económicos.

Las medidas que Trump ha puesto en ejecución convocan a la humanidad a resistirlas hasta transformarlo en un hombre sensato, en capacidad y disposición para dialogar y lograr entendimientos, no para escuchar sus gastados monólogos de temas y enfoques desactualizados que ponen en perspectivas a unos Estados Unidos en total aislamiento del mundo.

Trump se opone a la globalización, desaprueba los acuerdos sobre el Cambio Climático, está dispuesto a poner fin a las migraciones y a deportar a más de 11 millones de personas indocumentadas que viven en su territorio norteamericano, provoca a China Continental y está en pleito contra México, entre muchas otras cuestiones con las que lo veremos maniobrar.

Por los asuntos de enorme trascendencia que tiene Trump en su agenda de gobierno y la forma atropellante como ha empezado a ejecutarlos, nos atrevemos a pensar que si él no tiene decendencia genética de alguno de los grupos Amish, es un fervoroso admirador de esas comunidades.

Los amish son grupos etnorreligiosos dispersos en territorios norteamericanos, canadienses y mexicanos, cuyos ancestros procedían de Alemania. Pese a la modernidad de estos tiempos, los amish no usan electrodomésticos como esfufa, radio, televisión, electricidad ni automóviles y viven como 400 años atrás.

Trump, que ha practicado el más salvaje capitalismo para acumular su monumental fortuna, ya tomó la senda de llevar al pueblo de Estados Unidos al aislamiento y a la pobreza material inducida de los amish que viven como los más pobres del planeta Tierra.

Los libros, que son lenguas de los tiempos, nos enseñan que de la misma forma que un cataclismo desmorona a la más empinada montaña que va a sedimentar al mar, ocurre también con los más poderosos imperios cuando suceden determinados hechos históricos que precipitan su destrucción para ir a sedimentar al fondo de la historia.

Hola soy Santos Reynoso y esta es la oportunidad que te tengo.  Casa de 275 Mts2, de construcción, en un solar de 400 Mts2. Tres habitaciones, Cuarto de Servicio, Dos baños y medio. Oportunidad RD$6,500,000.00 WhatsApp: 809-977-1755

+ Leídas