Momento estelar en la historia socio- política de San Francisco de Macorís

El año 2018 llega a su final y deja al colectivo francomacorisano en el momento estelar de su historia socio-política.

El martes cuatro de diciembre representantes de las fuerzas productivas de San Francisco de Macorís, convocaron a los medios de comunicación para anunciar el nacimiento de Francomacorisanos Unidos por el Desarrollo, un organismo de la sociedad Civil que desempeñará Importantes funciones:

  • Será coordinador de los diálogos que deben producirse entre los delegados de los sectores sociales y las autoridades llamadas a escuchar las inquietudes, problemas y necesidades de la ciudadanía.
  • Actuará como testigo y garante de que se satisfagan las cuestiones que se hayan consensuado y aprobado entre las partes siguiendo una agenda de prioridades.

Francomacorisanos Unidos por el Desarrollo asumirá el papel de mediador-canalizador autorizado para validar todas las acciones que se encaminen a lograr la satisfacción de los asuntos que se lleven a la mesa de diálogos.

Esta nueva organización de naturaleza socio-política  ejercerá muchas otras tareas adicionales a las ya enumeradas, como son coordinar y participar de manera activa en las reuniones de Cabildo Abierto y vigilar que las inversiones del presupuesto participativo en obras comunitarias se realicen con pulcritud y transparencia.

Francomacorisanos Unidos por el Desarrollo, no intentará sustituir ni interferir la labor del alcalde ni de  los concejales o regidores. Al contrario unirá y enfocará sus energías a reforzar el poder institucional que les confiere la ley 176-07 que normatiza a los ayuntamientos y especifica las funciones de esos representantes de las fuerzas políticas.

El registro de las causas que han movido a las comunidades a montar paros laborales en barrios que luego se extienden a toda la ciudad generando trastornos en la dinámica productiva, dejando personas lesionadas y hasta pérdidas de vidas humanas, conforme a las reseñas  de EL JAYA, el origen de la interrumpción de la normalidad, fueron reclamos que en principio procuraban  la atención a pequeñas necesidades desatendidas por las autoridades municipales o se trataba de obras de bajos presupuestos para el gobierno central.

Por ejemplo, la construcción de mercados sectoriales o sátelites ni la higienización permanente del llamado mercado nuevo de la avenida Libertad con Castillo y Salomé Ureña, nunca han estado en ningúno de los pliegos de demandas que se han enarbolado en los movimientos huelgarios o paralizaciones laborales.

Otra muestra de la histórica desplanificación de quienes han gobernado la ciudad o han representado al municipio de San Francisco de Macorís en el congreso Nacional, es la falta de un techo digno y confortable para el cuerpo de Bomberos Civiles. La construcción de ese local tampoco ha estado incluído en la lista de reclamos que elaboran las organizaciones que convocan a paralizar las actividades.

En EL JAYA tenemos razones para sentirnos satisfechos al ver surgir a Francomacorisanos Unidos por el Desarrollo, porque como medio de comunicación  informativo, también nos enfocamos en plantear y promover propuestas acerca de temas que deben  incluirse en la agenda de desarrollo de la comunidad y de la región.

En ese sentido tenemos que afirmar que de las cuestiones que se ocupará este equipo de trabajo, EL JAYA es proponente y asiduo promotor de la opinión de que se instaure la cultura del diálogo productivo de acuerdos sinceros con el debido seguimiento por quienes hayan servido de testigos y garantes de esos convenios.

Así se trazará frontera del antes y después del San Francisco de Macorís con vocación al caos y el San Francisco que cultiva el díálogo como instrumento para edificar la tranquilidad productiva necesaria como pre-requisito del progreso colectivo.

Recomendamos a Francomacorisanos Unidos por el Desarrollo, asumir como ejercicio la comunicación permanente entre sus integrantes e interlocutores, cultivar la paciencia de reconocer que la  labor de coordinación-mediación agota un tiempo moral prudente proporcional al tamaño del objetivo que se procura alcanzar.

Reforzar la voluntad de perseverar, persistir y nunca tirar la toalla, será otro factor clave para la consecución de la meta más difícil aunque se vislumbre imposible.

En otras palabras, valoramos y disfrutamos más, lo que más nos cuesta.

+ Leídas