Ecuación de la pobreza: Bodeguero, caballero, pordiosero

La experiencia personal y colectiva enseña que la crisis es consecuencia de la abundancia de riqueza mal administrada.

Esta frase se condensa en la expresión : de donde se saca y no se echa pronto se acaba la cosecha.

Pues bien, el dilema del hombre es vivir en la borrachera de la abundancia sin prever su agotamiento el cual impone sacrificios y calamidades

En ese sentido se conocen los ejemplos de familias cuyos troncos son emprendedores y progresistas, se esfuerzan y crean fortunas, pero se olvidan de vincular a los vástagos desde temprana edad en las tareas productivas sin que dejen de estudiar.

Los hijos que se crían en ambientes que no les exigen esfuerzo para disfrutar de lo que necesiten y se antojen, se acostumbran al confort y creen que los demás trabajan para mantenerles cómodos.

En ese esquema de crianza sin disciplina ni hábitos de trabajo productivo, desvinculados de obligaciones, suelen tener escaso rendimiento escolar en todos los niveles de enseñanza.

Estos descendientes suelen ser dispendioso y generosos en el gasto por aquello de que lo que, nada nos cuesta hagámoslo fiesta.

Sus resultados se expresan en el refrán : abuelo bodeguero, hijo caballero, nieto pordiosero. Es decir, mientras los primeros crearon bienes, los segundos los gastaron y los terceros que llegaron multiplicados en número, muy poco o nada heredaron.

Así, de manera gráfica, se plantea la ecuación de la pobreza, pero resolverla más que una incógnita constituye un enigma.

En el escenario donde se analizan las decisiones para afrontar la pobreza se inscriben las fórmulas opuestas de empresarios y políticos.

Mientras los políticos conciben y aplican medidas asistenciales con dádivas y subsidios, los empresarios recomiendan crear fuentes de trabajo, no empleo; entienden que el trabajo tiene que ser productivo que genere bienes o mejores servicios; el empleo cumple favores político de inscribir nombre en una nómina de pago.

De esa manera los políticos se convierten en fabricantes de miseria, ofrecen el cielo y construir puentes donde no hay ríos.

Los empresarios recomiendan aplicar medidas de estímulos, quitar impuestos y crear condiciones para que cada vez más personas emprendan actividades económicas para que no se empleen sino así mismo como su propio jefe.

Dejamos planteada aquí la ecuación de la pobreza para tratar de despejarla en las siguientes entregas.

Hola soy Santos Reynoso y esta es la oportunidad que te tengo.  Casa de 275 Mts2, de construcción, en un solar de 400 Mts2. Tres habitaciones, Cuarto de Servicio, Dos baños y medio. Oportunidad RD$6,500,000.00 WhatsApp: 809-977-1755

+ Leídas