EL JAYA reclama al Presidente Medina, a los líderes políticos, de las iglesias y de gremios empresariales intervenir en el caso de Munné

Alrededor de 11 mil ciudadanos están afectados de manera directa y una mayor cantidad de personas vinculadas a estas sufren las consecuencias del colosal manejo inadecuado que ejecutaron, con aparente previa planificación, los ejecutivos de la empresa Munné SRL.

Frente a esta histórica barahúnda financiera, devastadora del ánimo colectivo, EL JAYA reclama la intervención urgente del Presidente Danilo Medina, de las iglesias, de los jerarcas de los partidos políticos y de los dirigentes empresariales para que esto no quede impune.

Lo primero que han perdido los afectados, sus familiares y relacionados, es la confianza y el ánimo para levantarse y trabajar con el mismo entusiasmo con que lo hicieron para conseguir el dinero que tienen en riesgo.

La segunda pérdida afecta también a todas las instituciones, supervisadas o no por el Estado Dominicano, debido a que abundan las historias de fraudes y supuestas quiebras bancarias de entidades financieras “reguladas”.

El hecho de que muchas personas lleguen a no confiar en las organizaciones que reciben depósitos de recursos económicos a cambio de intereses, estimulará a que la gente atesore su dinero, es decir, lo guarde en su casa bajo el pretexto de que todos son poco confiables.

La experiencia enseña que cuando una persona o entidad para captar recursos económicos ofrece mayores intereses que sus similares del mercado, es una señal de aparentes dificultades económicas. Así, intentando resolver esos supuestos déficits corren el riesgo de caer en el esquema Ponzi que son operaciones fraudulentas conocidas como sistema piramidal.

El formato Ponzi funciona de manera fraudulenta porque el dinero nuevo que reciben los dueños de la supuesta empresa financiera lo usan para pagar intereses a los inversionistas con mayor tiempo depositando. Se apropian de los beneficios y siguen pagando intereses con el dinero fresco que entra. Cuando se hace lento el flujo de dinero nuevo o dejan de entrar masas voluminosas de dinero, comienzan los problemas de liquidez hasta que estallan los escándalos de estafa.

Llamamos la intervención con carácter de urgencia al Presidente Medina, a los líderes de los partidos políticos, la jerarquía de las iglesias y los dirigentes empresariales, porque aunque los abogados de las personas estafadas han iniciado procesos judiciales, todos sabemos que la mora judicial es un mal, provocado por múltiples razones inherente a la justicia que retrasa la solución de cualquier conflicto.

EL JAYA sabe que cuando la cúpula eclesiástica, los principales líderes políticos y los gremios empresariales al unísono demandan y presionan la solución de un problema, los objetivos se alcanzan a la mayor brevedad. Que ninguno de los poderes fácticos o reales de este país se mantenga indiferente ante este inaudito acontecimiento que afecta la economía de tantas personas.

Si no pudieran honrar sus compromisos con los afectados, para hacer justicia en este evidente manejo inadecuado de las finanzas en la historia de San Francisco de Macorís, los jueces tienen como ejemplo la condena a 150 años de prisión a la cual fue sentenciado en New York el 29 de junio del 2009 Bernard Madoff por incurrir en práctica parecida.

+ Leídas