Gestión comunitaria contra la demagogia politiquera

Nada tiene tanto valor como las obras que hacemos con nuestras manos. Por  eso las defendemos con el corazón

El pensamiento anterior tiene fuerza de axioma; es una verdad que podemos demostrar con la vivencia y la emoción que hoy disfrutan los residentes de la comunidad Loma de La Joya, que también se conoce como Loma de los Paulino.

En sólo tres años esos ciudadanos decidieron resolver su necesidad más sentida -recibir en sus casas por tubería agua potable- concibieron el acueducto, planearon y ejecutaron el proyecto que mejora para siempre su calidad de vida.

La experiencia y solución colectiva a un problema que afectaba a esas familias, manda el valioso mensaje a los líderes sociales, del variado mundo productivo y los gerentes políticos, que más que necesario es urgente estimular y respaldar la autogestión comunitaria, que es la forma sencilla del esfuerzo propio y la ayuda mútua.

Para valorar el éxito del esquema del Esfuerzo Propio y Ayuda Mútua, tenemos que abordarlo en lo social, en lo económico y en lo político.

Se consigue el éxito social cuando logramos que la colectividad asuma como propio, como suyo el proyecto, que se empodere en acción y convicción de la obra a realizar.

El éxito económico se traduce en ahorros, primero para el Estado y, por vía de consecuencia, para la nación. Construir la obra que a la comunidad le costó 500 y pico de miles pesos, al Estado le hubiese costado muchos millones de pesos.

El éxito político lo cosecha la comunidad que protagoniza la acción y se beneficia de la obra, porque entiende que sus problemas colectivos sólo los puede resolver en forma unida con sus vecinos y familiares.

Una comunidad unida y solidaria rechaza a quienes vayan a ofrecerle soluciones a sus necesidad a cambio del voto electoral. Ese colectivo social le da dimensión a la dignidad del ser humano.

Un conglomerado humano que se deja encantar y arrastrar con ofertas y promesas, se empobrece más, es como dejarse herir de muerte por los traficantes y explotadores de sus ilusiones y necesidades.

Que quiénes son los traficantes y explotadores de ilusiones y necesidades comunitarias?.

Oh, quienes integran la fauna de dirigentes de organizaciones políticas que andan sueltos por campos y barrios.

EL JAYA cree que las organizaciones políticas verían aumentar en forma numérica su membresía cuando crezcan en la mente y en el corazón agradecido de las comunidades que reciban por adelantado las cosas que les ofrecen y prometen para después de las elecciones.

+ Leídas