Elegir un sitio de juego en línea confiable
Elegir un sitio de juego en línea confiable

La industria de los casinos online está en un constante crecimiento, poco a poco se ha vuelto muy exitoso y más accesible por el público en general. Si bien hay muchas razones por las cuales los juegos en línea fueron creados, su principal objetivo fue y siempre ha sido brindar entretenimiento. Por tanto, al jugarlos, no debería haber más que solo diversión en la mente de los usuarios.

Al ser un negocio totalmente digital, donde se deposita dinero real sin ningún tipo de garantía, la seguridad se vuelve el elemento de mayor importancia. Para nadie es un secreto que las casas de juego en línea fueron en algún momento muy utilizadas como una fachada para realizar estrategias fraudulentas.

Una vez legales, se crearon organismos reguladores encargados de velar por la seguridad de los casinos online. Actualmente el 98% de los sitios webs para jugar en línea tienen licencia para operar. No obstante, todavía existen casos de plataformas timadoras que buscan de alguna manera u otra estafar a los usuarios, especialmente a los principiantes.

A pesar de ello, es posible corroborar la fiabilidad de un casino teniendo en cuenta varios aspectos al entrar.

¿Cómo elegir un sitio de juegos en línea que sea confiable?

Debido a que existen una gran cantidad de sitios webs para jugar en línea, muchos jugadores —sobre todo los nuevos— acaban confundiéndose o dejándose llevar por una oferta tentadora de algún bono, dirigiéndolos muy a menudo a un final desagradable.

Elegir un sitio de juego en línea confiable

Además, debido a la sencillez que supone el acceder a estas plataformas los jugadores deben ser astutos a la hora de escoger un casino para apostar su dinero. A continuación le ayudamos a saber cuáles aspectos tener en cuenta para elegir un sitio de juegos en línea seguro:

1. Regulación, licencia y jurisdicción

Antes de siquiera registrarse, el usuario deberá comprobar la seguridad del casino cerciorándose de que este cuente con una licencia otorgada por una jurisdicción de juego legal. Generalmente, se encuentran regulados en sitios con régimen tributario favorable, también conocidos como paraísos fiscales. Puede ser raro, pero es bastante normal ver permisos de: Curazao, Bahamas, Gibraltar, Malta, entre otros.

Para conseguir casinos online fiables en España, por ejemplo, es necesario que estos posean licencia de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), la organización española encargada de llevar el control con respecto a todo lo relacionado con los juegos en línea.

Si no se consiguen los permisos o hay un problema para verlos es mejor desistir de dicho casino sin pensarlo dos veces.

2. Juego gratis

El hecho de que un casino no permita la forma de juego gratis es motivo de desconfianza. Cualquier sitio web para jugar en línea que sea seguro pone a la disposición de los usuarios sus productos totalmente gratuitos, y en ningún momento presiona al jugador para que apueste, sino todo lo contrario.

Las plataformas de juegos verdaderamente transparentes ofrecen probar sus juegos sin costo alguno hasta que el usuario se sienta tranquilo y deseoso de jugar con dinero real por sí solo. Además, también porque conocen la calidad de sus softwares y no temen ni pierden nada con que sean jugados solo por diversión.

3. Bonos

No hay duda de que los bonos son uno de los principales atractivos de los sitios de juego en línea. Generalmente suelen ser incentivos de dinero totalmente gratis cuando se ingresa en un casino online o cada vez que se realiza un depósito para jugar. No obstante, estos pueden acarrear una amplia serie de problemas entre el usuario y la plataforma.

El hecho de que un sitio de juegos en línea regale un porcentaje de dinero exagerado, o una cantidad demasiado alta puede ser indicio de que es una trampa para atraer a los jugadores. El rango de los bonos habituales en la media de los casinos online no sobrepasa el 200% de la suma total de un depósito. Es recomendable leer antes las condiciones antes de aceptar cualquier bonificación.

Elegir un sitio de juego en línea confiable

4. Proveedores

Un casino online es solo el sitio donde se encargan de poner a la disposición del público los diversos juegos en línea existentes, pero no los crea. Se les conoce como proveedores a aquellas empresas dedicadas al diseño y desarrollo de softwares para la creación de juegos, debido a que surten a los sitios para jugar por internet.

La mayoría de las plataformas de juegos en línea trabajan con proveedores conocidos y de gran prestigio porque buscan ofrecer un catálogo lleno de productos de calidad. Si el proveedor parece falso o no hay información sobre este en la web es probable que el casino sea fraudulento.

5. Métodos de pago

Muchas veces el blanco principal es la cuenta bancaria de los usuarios y los casinos online son solo el medio por el cual obtienen la información necesaria o los datos para acceder a ellas. Por eso, los jugadores deben asegurarse de saber cuáles son todos los métodos de pago que maneja el sitio web para jugar en línea y cómo funciona.

Los casinos en línea que poseen nada más una sola forma de retirar e introducir dinero, no son muy confiables.

6. Diseño

Los casinos en línea falsos no acostumbran a invertir mucho dinero en sus sitios webs, por lo cual estos normalmente tienen gráficos de mala calidad y un diseño poco atractivo. Si la plataforma, aunque sea sencilla, se ve visualmente bien y organizada, hay menos riesgos de que sea un casino pirata.

Los casinos en línea que poseen nada más una sola forma de retirar e introducir dinero, no son muy confiables.

7. App móvil

La mayoría de los casinos online ya tienen su aplicación para teléfonos inteligentes, donde los usuarios pueden disfrutar de jugar lo que deseen, desde donde quieran a la hora que gusten, siempre y cuando tengan acceso a internet.

Este recurso ayuda a constatar la veracidad de un sitio de juegos en línea. Si no hay diferencias en cuanto al catálogo, las recompensas, los bonos o algún otro aspecto, entre la adaptación al móvil y la tradicional, entonces hay más posibilidad de que el casino sea seguro.

8. Atención al cliente

Un buen casino, verdaderamente confiable, ofrece servicios de atención al cliente las 24 horas al día de manera directa, por medio de distintas vías y en los idiomas de los países donde operan, o por lo menos, los más comunes.

+ Leídas