CHISTES Y ANECDOTAS Sept 2005

Secreto de Estado
En un país dictatorial, un ciudadano cometió el error, de decir en alta voz, por la calle, que el Ministro de Interior era un imbécil.. Fue condenado a 20 años de prisión: 5 por difamación y 15 por haber divulgado un secreto de Estado.

Quejas de Jaimito

Jaimito comenta a su amiguito:
-Yo de verdad no comprendo a los ma-yores. Hoy papá me dio un bofetón porque no quería sacarle la lengua al doctor, y ¡ayer me dio otra porque le saqué la lengua a mi profesora!.

Era una muerta!
Un chofer de carro público regresaba del aeropuerto muy tarde de la noche, en la autopista encuentra una mujer vestida de blanco y para ir acompañado decide detenerse a montarla. Cuando pone el carro en marcha inicia una conversación y le pregunta:
-¿A usted no le da miedo andar sola a esta hora de la noche>
La mujer le contestó:
-Cuando estaba viva sí...

En el consultorio
El médico le dice al enfermo mental:
- ¿En algunas ocasiones, escucha usted voces sin ver a las personas, ?
El paciente le contestó:
-Sí doctor, cuando hablo por teléfono!

Cosas de familia
Un muchacho le pregunta a otro:
-¿Tú tienes más hermanos y hermanas?
-No lo sé. Pero sí sé que tengo tres papás de mi primera mamá y dos mamás de primer papá.

Preguntas infantiles
El padre está leyendo el periódico, cuando su hijo se acerca y le pregunta:
-Papi, ¿de qué murió el Mar Muerto?
-No lo sé -responde el distraído padre.
-¿Y por qué no caminan las sillas si tienen patas?
-Tampoco lo sé, hijo.
-Entonces, ¿cómo es que te designaron catedrático si no sabes nada?, agregó el inquieto niño.

Buena respuesta
A un conductor se le ponchó un neumático frente al manicomio. Sin saber qué hacer, oye una voz que desde allí le grita:
-¡Oye, quita un tornillo de cada llanta y pónselo a la otra!
Impresionado, el tipo le dice:
-Es una buena idea, no deberías estar ahí.
El loco de inmediato le responde:
-Yo estoy aquí por loco, no por idiota!

En la noche
El niño le dice a su madre:
-Mami, los mosquitos no me dejan dormir, me están picando.
-Apaga la luz y duérmete, responde la madre.
El niño apaga la luz, entonces entra una luciérnaga y el niño desesperado, grita:
-Mami corre, ven, que ahora me están buscando con una linterna!!

+ Leídas