Las misas para el descanso de almas que dedica un ciudadano agradecido

Francisco ValerioEl lunes 21 de agosto se cumplió el 40 aniversario del fallecimiento del próspero comerciante don Trifón Munne Trullols, de nacionalidad española, quien se distinguió por su laboriosidad,  espíritu de colaboración con la comunidad y solidaridad con las personas menos pudientes.
Fue el esposo de la poetisa francomacorisana Melba Marrero a quien trató con respeto y delicadeza. No procrearon descendencia. Su fortuna económica les permitió viajar y conocer el mundo.

Era el propietario del almacén de frutos Casa Trifón Munne, C.por A. situado en la calle El Carmen #40 donde ahora está tienda La Tundra.

Triffon Munne TrullolsCompraba cacao, café y cera de abeja para exportar y vendía aperos de labranza que usaban los agricultores de entonces como machetes, azadas, arados para bueyes, sillas de montar animales y aparejos para bestias de carga. Además escopetas, machetes, rifles de aire, cartucho, perdigones, pala de madera para remover el café y caja de madera para medirlo en uva y despulpado.

Sus aportes al comercio y desarrollo de San Francisco de Macorís fueron notables, expresó a EL JAYA el señor Francisco Antonio Valerio Placido quien en los últimos años viene publicando en este rotativo misas de aniversario de aquellos ciudadanos con quienes él o algún familiar mantuvieron vínculos de amistad.

Héctor MarreroEs así como el señor Valerio Plácido, por ejemplo, el 21 de agosto anotó la dedicatoria de la misa de las 5:00 de la tarde de la parroquia San Martín de Porres a la memoria de don Trifón Munné Trullols quien murió el referido día de 1972 en la clínica Lourdes del doctor Rafael A. Ortega González (Fellito) que estuvo situada en la calle  San Francisco entre la Duarte y la Ing. Guzmán Abreu.

También Valerio Plácido dedica oficios religiosos a la memoria de don Héctor Marrero Oller,  a su esposa Rosa Julia Contreras Castillo,  a la hermana de ésta la galardonada escritora Hilma Contreras y al doctor Abel Fernández Simó.

Valerio Plácido dice que a los 10 años de edad entró a trabajar como jardinero en la residencia de los esposos Marrero Oller y Contreras Castillo ubicada en la calle 27 de febrero esquina José Reyes.

“Esa pareja de esposo me trató como a un hijo y yo supe ganarme su cariño. Ellos no procrearon hijo como esposos, pero don Héctor tuvo un hijo con otra mujer. La consideración y el cariño que recibí fue exquisito por lo que estaré muy agradecido y una manera de recordarlo es dedicándole oficios religiosos en las fechas de su fallecimiento.

Don Héctor Marrero Oller fue vicepresidente de la Casa Munné. Acaba de cumplir 18 años de fallecido el 05 de septiembre en curso. Su deceso ocurrió el 5 de septiembre de 1994 y la esposa doña Rosa Julia expiró el 20 de octubre del 2000.

Valerio Plácido dijo que "en convivencia con esta honorable familia me relacioné con la comunidad y en particular con esas personas a las que recuerdo con mente y corazón agradecido por el trato sincero y cariñoso que me dieron". (ACM).

+ Leídas