El día en que el motoconchismo se volvió viral
El día en que el motoconchismo se volvió viral

De súbito se volvió viral

“Súbete en ese, y nos vemos allá”, vociferó Adrián a su esposa que cargaba sobre sus hombros con Manuel y Vilma, hijos de ambos. Adrián, retorcido, por proteger la funda de plástico donde llevaba el almuerzo, prefirió por un momento olvidar el nudo que llevaba enlazado entre los dedos para lograr perseguir con la vista al motoconchista del Tauro Turbo rojo con gris que cargaba cuan rápido saeta a su familia.

Desde tempranas horas del día de ayer lunes, personas subían desde la Billini hasta el mercado, y desde la Bienvenido hasta la Rivas, vigilando de arriba hacia abajo como quien pronuncia “un no” permanente a la espera del paso de un motoconcho. 

Los motoconchistas hicieron su día 

Se celebraba, o mejor dicho, los motoconchistas celebraron el día de paro organizado por los choferes de las diferentes rutas de carros y guaguas de transporte del municipio de San Francisco de Macorís. 

No dieron abasto. Los 465 trabajadores del motoconcho asociados al sindicato de la volanta, a los que se le sumaron más de 250 motoconchistas piratas, provocaron que en las calles de SFM el motoconchismo se hiciera viral. Las paradas de motoconchos se mantuvieron vacías, puesto que la alta demanda forzó a que los motores se mantuvieran en movimiento por las diferentes calles y avenidas. 

“Ayer hice el moro de una semana”, manifestó Cándido Suárez, motoconchista de la Libertad con Castillo, una de las rutas de motores más dinámicas del municipio. Imagínese, yo tengo días que a penas hago lo del pollo de las doce, y ayer me llevé 4,500 pesos, limpios. 

El precio.

Las tarifas o precios del motoconcho entraron en la especulación, lo que estimuló a que una cantidad importante de motoconchistas llegaran a cobrar hasta 200 pesos por transportar pasajeros en rutas incluso de las denominadas 

“cortas”. “Ellos se aprovecharon del paro”, comentó Amelia Francisco a quien un motoconchista le cobró 150 pesos por trasladarla de la UASD-SFM a la Salomé Ureña.

El día en que el motoconchismo se volvió viral

Sin temor ni vergüenza 

La capacidad del motoconchista en el movimiento rápido de los pasajeros contribuyó a que una cantidad importante de personas que no acostumbraban a montarse en transporte de dos gomas, o que en las pocas veces que lo hicieron se desmontaban una cuadra antes para pasar por desapercibidos, ante tal situación se vieran en la obligación de arribar en motoconcho al lugar de trabajo, algunos incluso enflusados.

Los dueños de las calles 

Ante la ausencia temporal de los diferentes carros y guaguas de rutas, los motoconchistas se apoderaron de las calles y avenidas de San Francisco de Macorís durante el día de ayer lunes. Al tiempo que mientras cambiaba la luz de los semáforos, arrancaban los motores como cuando encabezan las caravanas políticas.

Quieren que se repita la ocasión 

Como si se tratase del estribillo de la canción de Arcángel y Ozuna, los temerarios del transporte expresaron que quieren que se repita la ocasión, y que a su vez, sacaran dos o tres carros de las rutas, porque según su parecer, aquí necesitamos comer to, apuntaron.

+ Leídas