El verano que nunca llegó a NY concluye con fuerte lluvia y rayo provocando heridos

Nueva York.- El verano que nunca llegó a sentirse en la ciudad concluyó este lunes, Día del Trabajo, con el cierre oficial por parte de las autoridades de sus 14 millas de playas hasta el próximo año, una temperatura máxima de 87˚F, una mínima de 72˚F en la noche y que algunas horas antes estuvo precedido de una fuerte lluvia que causó múltiples daños al igual que Nueva Jersey, Pensilvania y Connecticut, además de incontables rayos ensordecedores, uno de ellos provocando heridas a tres personas en la playa de Orchard Beach en El Bronx.

Aunque la temporada veraniega no finaliza hasta el 21 de septiembre, no será extraño que en las próximas semanas se continúe disfrutando de días calurosos, soleados y con todas las condiciones de irse a la playa, es importante recordar que si ingresa al agua en una playa cerrada, de seguro que recibirá una multa.

El cierre de las playas y piscinas a partir del martes significa que ya no habrá salvavidas de turno, y por ello no se permitirá la presencia de bañistas, se colocarán banderas rojas que indicarán que esa sección está cerrada, y se destacarán patrulleros que vigilarán, aunque en muchas de ellas sí se podrá pasear por la arena y hasta tirarse a tomar el sol.

Durante el llamado “verano 2014” los residentes del área tri estatal apenas pudieron sentir el sol a plenitud, nada que ver con las olas de calor que se registraron en años anteriores y debido a que la lectura en los termómetros no alcanzó los tres dígitos, la ciudad ni siquiera tuvo necesidad de habilitar los centros de enfriamiento, los que el año pasado tuvieron que ser abiertos al público durante 16 días como consecuencia del intenso y sofocante calor.

Según explicó Nancy Greco Silvestri, portavoz de la oficina de Manejo de Emergencias de La Gran Manzana, los centros de enfriamiento solo se abren cuando el Servicio Meteorológico Nacional emite advertencias de calor, o cuando se prevé que el índice de la temperatura alcanzará por lo menos 100 grados, o un promedio de 95 grados por un período de tiempo de al menos dos días consecutivos.

Horas antes de concluir este verano un fuerte aguacero, acompañado por incontables rayos estruendosos, se prolongó por horas en toda la región y las consecuencias fueron las tres personas heridas, daños estructurales la evacuación y cancelación del Festival de Música Electric Zoo en Randall´s Island, también se cancelaron los encuentros del torneo de tenis US Open en el USTA Billie Jean King National Tennis Center en Queens.

En Washington Heights se inundó la estación del tren de la calle 157 así como partes de Morning side Heights, y se complicó la circulación en avenidas y autovías de la ciudad como la West Side Highway. En Long Island la tormenta se movió rápidamente sobre Long Beach y los fuertes vientos levantaron olas y arena obligando a los bañistas a buscar refugio de emergencia.

+ Leídas