Julio y Lutzi Isidor
Mes de la Herencia Dominicana en NY: reconociendo valores Julio y Lutzi Isidor

NUEVA YORK.- Cibao Meat Products es una empresa cárnica de capital dominicano con más de 50 años establecida en esta ciudad, posicionando sus productos en miles de negocios (supermercados, bodegas y restaurantes) en más de 30 Estados de los Estados Unidos.

Pertenece a la familia Vieluf y en ella laboran como ejecutivos varios descendientes directos de su fundador, el químico alemán  Siegfried Vieluf, “Don Filo”, que abrió la compañía en 1969 en un pequeño local de Washington Heights.

Su presidente es la licenciada Lutzi Vieluf de Isidor, y su esposo, arquitecto Julio Isidor, es el gerente general. Ambos han procreado a Julio Jr, Jamell, Jasón, Jeffrey y Jaline, esta última gerente de Mercadeo.

Es por sus aportes que “Prensa & Comunidad (Prenco)” los reconoce como valores dominicanos en NY, durante el “Mes de la Herencia Dominicana.

Cibao Meat es hoy todo un símbolo del sabor hispano en los EE.UU. Cuenta con una fábrica en El Bronx que será mudada próximamente a las nuevas y amplias instalaciones en Nueva Jersey. Actualmente tiene más de 80 empleados directos y 200 indirectos.

Entre sus productos figuran los salamis Campesino, Induveca, Sosúa, Checo, Don Filo, Pavolami, Jamonada Don Pedro, Salami Del Pueblo, Salapeño y la famosa Longaniza Cibao, entre otros, certificados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de USA.

Una administración eficaz es lo que ha llevado esta empresa al sitial en que se encuentra hoy día. Su presidente, una mujer de visión empresarial, se ha destacado con éxito por su inteligencia, trabajo, sencillez y gran liderazgo, convirtiéndola en un ejemplo de la mujer dominicana en NY, poniendo en alto la bandera dominicana en playas extranjeras.

La ejecutiva empresarial, hija de la educadora Ligia Cabrera y Vieluf, nació en Santiago de los Caballeros y se crió en Montecristi.

Es la tercera de cuatro hermanos. A la edad de ocho años fue trasladada por sus padres a EE.UU, donde realizó sus estudios primarios y secundarios en Providence, para terminar (1983) como licenciada en  psicología, en la universidad de Rhode Island.

Su Norte en la empresa ha sido asegurar que se haga un producto de calidad, dar buen servicio, retribuir a la comunidad que siempre la ha apoyado y mantener la empresa como líder en el mercado.

Entiende el liderazgo femenino como la utilización de las características propias de las mujeres para ejercerlo al interior de las organizaciones, y afirma que el rol de la mujer está condicionado al entorno político y cultural en que se encuentra inmersa y también a su herencia biológica, como es el caso suyo que ha heredado de sus padres los amplios conocimientos en asuntos cárnicos.

Casada con el arquitecto Isidor, tras conocerse cuando eran catedráticos en la Pontificia  Universidad Católica Madre y Maestra, Lutzi es una mujer de avanzada, entendiendo que primero había que prepararse para luego poner en práctica lo aprendido y poder servir a los suyos y a los demás con un alto nivel de eficiencia.

Por su parte, Isidor, nacido en Montecristi y quien fuera catedrático en las universidades Pontifica Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), y en la Tecnológica de Santiago (UTESA), llegó a esta urbe en el 1989, integrándose a las diferentes labores internas de la empresa, aplicando sus conocimientos académicos en una rama algo alejada de su carrera.

Desde su actual posición, adquirida con bastantes esfuerzos a través de los años, y quien ha estado sirviendo con su trabajo honrado y obras altruistas a comunitarios, clubes, asociaciones, instituciones caritativas y personas necesitadas, es también un criollo a exaltar durante el mes de la Herencia Dominicana, porque desde hace tiempo viene poniendo en alto la bandera tricolor.

Egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), trabajó para varias compañías constructoras en decenas de proyectos en el país caribeño antes de integrarse junto a su esposa a esta pujante comunidad dominicana en USA.

Al reflexionar sobre los méritos de su trabajo y su impacto en la vida de sus connacionales, este montecristeño es una fuente de orgullo entre la comunidad dominicana en los Estados Unidos.

Hola soy Santos Reynoso y esta es la oportunidad que te tengo.  Casa de 275 Mts2, de construcción, en un solar de 400 Mts2. Tres habitaciones, Cuarto de Servicio, Dos baños y medio. Oportunidad RD$6,500,000.00 WhatsApp: 809-977-1755

+ Leídas