El Salario de Navidad

Según el brillante doctrinario del derecho laboral Lupo Hernández Rueda, “el Salario de Navidad es la retribución complementaria que el empleador debe pagar necesariamente al trabajador a mas tardar el día 20 de diciembre de cada año. Este salario anual corresponde al trabajador despedido en el curso del año por causa justificada y no es susceptible de gravamen, cesión, traspaso o venta, gozando de todas las demás garantías propias del salario, su monto mínimo esta determinado por la ley”.

El Salario de Navidad es también llamado de manera impropia Regalía Pascual, por su antigua denominación; hay quienes le llaman también salario numero 13, doble sueldo, etc. Este es pagado a los trabajadores en el mes de diciembre con motivo a las festividades navideñas que tradicionalmente se celebran cada fin de año, actividades estas en las que las familias dominicanas generalmente incurren en gastos extraordinarios adicionales a los normales. El actual código de trabajo dedica el titulo VII de su contenido a esta figura bajo la denominación de “Salario de Navidad”. Esto comprende los artículos desde el 219 al 222 del código de trabajo (C.T.), lo que constituye su reglamentación legal vigente.

A tal efecto, el articulo 219 del C.T., establece que “el empleador está obligado a pagar al trabajador en el mes de diciembre, el Salario de Navidad, consistente en la duodécima parte del salario ordinario devengado por el trabajador en el año calendario, sin perjuicios de los usos y las practicas de la empresa, lo pactado en el convenio colectivo y el derecho del empleador de otorgar por concepto de este una suma mayor…”. De aquí se desprende que el empleador podría otorgar a los trabajadores otros beneficios en calidad de incentivo con motivo de navidad, ya sean estos por medio de bonos, mercancías, o como acostumbran muchos una “canasta navideña” a cada trabajador. Sin embargo, la posibilidad de esto en ningún caso podría afectar la integridad del Salario de Navidad. Asimismo, en el convenio colectivo se pueden acordar sumas superiores a lo establecido en la ley, observando que el monto no exceda la suma de cinco salarios mínimos. El fundamento de esta ultima parte tiene su base en la necesidad de ponerle un tope al Salario de Navidad, con la finalidad de que aquellos que devengan altos salarios no tengan ventajas tan desproporciónales frente a los que ganan salario mínimo o inferiores.

El Salario de Navidad comprende la cantidad resultante de dividir entre doce el total de las sumas recibidas por concepto de salario ordinario en los últimos doce meses del año calendario (a partir de enero). Será el salario correspondiente a una mensualidad cuando se haya laborado el año completo y una proporción cuando solo haya laborado una parte del año. Ejemplo, si el trabajo inició en abril o en agosto solo le pertenece de navidad una proporción del salario. Cuando se habla de salario ordinario a los fines de determinar el Salario de Navidad debe entenderse el conjunto de beneficios que recibe el trabajador, incluyendo además del salario fijo, lo correspondiente a comisión, dieta, renta y pago por el vehículo. Los pagos por concepto de horas extras no se incluyen para estos fines.

+ Leídas