Jocelyn Vásquez
Reglas para la buena crianza

La crianza es tan antigua como el hombre.

Cada generación ha hecho lo mejor que ha podido y las pautas o reglas se han ido transmitiendo de familia en familia.

Además, hoy en día se ha recopilado mucha información valiosa que permite una mejor educación para los hijos.

Criar bien es un arte y una ciencia, pero más que nada debe ser una experiencia maravillosa de aprendizaje tanto para los padres como para los hijos.

Primera regla: Sentido de pertenencia.

Todo ser humano necesita sentirse parte de una familia y que uno le duele a alguien.

El sentido de diferenciación. Debemos hacerles sentir a nuestros hijos que son personas individuales que cada miembro es poseedor de su propia belleza, inteligencia y capacidades o habilidades.

Sentido del orden.

Cuanta falta hace desarrollar en nuestros niños esta habilidad o valor y es en la casa es donde el niño aprende a seguir reglas y a ser una persona organizada y se aprende desde temprana edad si los padres inculcan esa regla en casa.

La regla de intimidad.

Esta regla tiene que ver con cerrar puertas, tanto para cambiarse, bañarse, hacer nuestras necesidades fisiológicas….hacerles entender a los niños que nadie tiene derecho a ver su cuerpo pero tampoco el niño debe ver a los adultos desnudos, aunque sean sus padres o familiares.

La identificación sexual.

Niños y niñas nacen con un sexo definido (varón o hembra), pero no es hasta los dos años cuando ellos se reconocen como tales.

Si el hogar ofrece figuras claras y significativas de hombre y de mujer, se facilita la identificación sexual de los hijos.

El medio familiar es muy importante para la identificación sexual.

A estas reglas expuestas se agregan, el cumplimiento de tareas, enseñe a sus hijos a cumplir con sus responsabilidades y que las haga bien y con calidad.

En el hogar el niño se enseña a decidir, a tener decisiones propias, sino lo aprende en casa se pasara su vida esperando que otros decidan por ellos.

A los hijos se les debe motivar e inculcar en ellos el freno moral, a creer en Dios, lleve sus hijos desde temprana edad a la iglesia, no importa cual sea su preferencia cristiana, no cometa el error de dejarle a la sociedad esta parte tan importante en la vida del ser humano.

Si usted no practica o visita ninguna doctrina religiosa, delegue en otros esa responsabilidad de llevar su hijo a una iglesia.

La autora es Licenciada en Orientación Escolar y Psicología Clínica con Maestrías en Terapia Familiar Psicología Clínica.

Actualmente cursa estudios de Doctorado en Educación mención Psicopedagogía, con la Universidad Internacional Iberoamericana (UNINI) en México.

Hola soy Santos Reynoso y esta es la oportunidad que te tengo.  Casa de 275 Mts2, de construcción, en un solar de 400 Mts2. Tres habitaciones, Cuarto de Servicio, Dos baños y medio. Oportunidad RD$6,500,000.00 WhatsApp: 809-977-1755

+ Leídas