Eladio Frías
¿Por qué algunos empresarios no capacitan a su personal?

Hace un tiempo atrás conversaba con un empresario acerca de la importancia que tiene la capacitación y los beneficios que esto le genera al empleado y a la misma empresa.

En la conversación notaba lo contento y feliz que se sentía al ver que su negocio crecía a un ritmo exponencial. Tanto así, que es el primero en poner el ejemplo de su empresa recibiendo al menos tres capacitaciones en el año.

A todo esto, veo que algunos empresarios no capacitan a su personal y tampoco veo excusa para que sus empleados reciban el entrenamiento adecuado que permita desarrollar mejor la empresa.

En nuestro país no existe una cultura en la que el dueño de negocio y el empleado le den el valor que la capacitación merece. Aunque sea gratuita o la paguen con los impuestos, casi ninguno solicita estos entrenamientos.

A decir verdad, estoy seguro que usted no se montaría en un avión sabiendo que el piloto no recibe la capacitación adecuada. Aún más sencillo montarse en un vehículo cuyo chofer no sepa manejar.

Entonces, si su empleado no está bien capacitado estaría poniendo en riesgo la inversión de su negocio. Porque estos errores se pagan con dinero.

Por eso digo que el precio de la capacitación solo se paga una vez mientras que el precio de la ignorancia se paga toda la vida.

A todo esto, por qué algunos empresarios no capacitan a su personal. Las razones pueden ser las siguientes: la ignorancia, pensar que la capacitación es un gasto, pensar que el empleado va a pedir un aumento de salario, pensar que la capacitación es perder tiempo o no sacrificar un tiempo fuera del horario laboral.

Ahora bien, es más fácil siempre poner excusas cuando el negocio anda mal que invertir en su gente cuando usted más lo necesita.

Todas las empresas necesitan contar con un plan de capacitación que contribuya al desarrollo personal y profesional de sus colaboradores y que se transmita en beneficios para la empresa.

Una buena capacitación da respuesta a la necesidad de un personal calificado y productivo.

Empresas grandes y formales invierten anualmente sumas millonarias en desarrollar y capacitar a su personal, por tal razón, siempre se mantienen en los primeros lugares del mercado.

La capacitación debe comenzar por el propietario de la empresa quien debe reconocer la importancia que tiene y apoyar a todo su equipo de trabajo en la formación. Veo como muchos empresarios gastan dinero en capacitación de sus empleados pero al no capacitarse impiden que sus colaboradores desarrollen al máximo lo aprendido.

Un personal capacitado ayuda a que su empresa sea más: productiva, rentable, permite el logro de metas, mayor motivación en la empresa, promueve el desarrollo y contribuye a la formación de líderes y dirigentes.

Las áreas con mayor necesidad de capacitación son: ventas, finanzas, impuestos, gerencia, productividad, gestión humana, entre otras.

El autor es asesor de la empresa de consultoría y capacitación REPSAP International, SRL. 809-583-7254, Santiago y todo el Cibao.

+ Leídas