Los hombres también
Los hombres también

Cada vez que se conmemora alguna fecha alusiva a la mujer dígase día internacional o no violencia contra la misma salen sentimientos encontrados y además, comparaciones absurdas como aquella que reza " Si quieren igualdad de género que carguen blocks" y es claro que el término "igualdad" se ha mal entendido, pero el enfoque de mis letras no es expresamente para con la mujer sino para con el hombre, porque en un mundo de iguales la violencia de género por ejemplo, no es sinónimo expreso de feminidad, es violencia pura y cruda independientemente del sexo y es justo esto lo que quiero tocar.

Una vez en alguna de mis publicaciones en la red social Facebook alguien me dijo: Yo estoy criando a un niño solo, y un padre soltero no se puede dar el lujo de creer en sentimientos, no se llora y con los sentimientos no se va al colmado.

Sentí impotencia con tanta idiotez y falta de sensibilidad que le dije: No sabía que eres una maquina que no lloras, es una pena si con esa creencia estás criando.

Por comentarios como éste arraigados y por mucho por el patriarcado es que los hombres disfrazan el dolor y no se expresan y eso los consume y caen en depresión muchas veces traducida en rabia y agresividad, los hombres sufren, al igual que las mujeres violencia de género solo que por el estigma social se callan, porque nosotros, la sociedad les hacemos sentir vergüenza; porque el maldito: "Los hombres no lloran" ha creado a seres frívolos, insensibles, encerrados, poco expresivos y poco comunicativos, porque el afán del "macho" los ha ido castrando como si no fuesen por sobre todo humanos. Sí, los hombres también y la violencia en cualquier genero no debe ser ni callada, ni motivo de burla. Debe ser condenada.

Y algunos dirán: -mira a ésta ahora, defendiendo a los hombres, en contra de las mujeres y blabla- , no es ni una ni la otra, hay que tener dos dedos de frente, porque cuando una mujer es maltratada a mi me duele y cuando un hombre es mal juzgado a mi me choca, no es por el género, yo no admito el <<todas las mujeres son>> ni el <<todos los hombres son>> sobretodo cuando se refieren a aspectos negativos porque ni conozco a todas las mujeres ni he estado con todos los hombres.

Este texto no lo escribí tarde, este texto no es sexista,No es "defensivo", no es alusivo,Es realista, porque yo he visto hombres llorando que me demuestran que son humanos y he visto a niños diciéndoles que los hombres no lloran dejándolos pasmados, eso es cruel y egoísta.

De la misma manera en la que no puedo defender a un agresor no puedo callarme ante un agredido,No puedo defender a un charlatán ni callarme ante un caballero, No puedo defender a uno que destruye la autoestima con sus palabras ni callarme ante uno que además de hablar con dulzura lleva flores

No puedo defender a uno que no le importe escuchar ni callarme ante uno que con calma presta atención a cada cosa dicha
No puedo defender a uno que le da lo mismo si su dama se arregló ni callarme ante uno que le recuerda cada dia lo hermosa que es y la suerte que él tiene
No puedo defender a uno que solo busca saciar sus ganas ni callarme ante uno que valora el fino arte de hacer el amor

Entonces como no puedo defender lo indefendible ni callarme lo decible; no puedo decir que todos los hombres son iguales porque no los conozco a todos, lo que sí tengo ya claro, es que los hay que sufren, que lloran, que temen, que son románticos, que se entregan y que se enamoran, así como nosotras, los hombres también.


Angélica (Ross)

Rosa Angélica Payano Vásquez
Doctora en medicina
Egresada de la Universidad Católica Nordestana (UCNE)
Ex estudiante de teatro de la Escuela Nacional de Bellas Artes
Ex Integrante del Grupo Teatral "Teatro Desnudo"
Estudió Locución, oratoria y maestría de ceremonias en la Escuela Nacional de Locución Prof. Otto Rivera

+ Leídas