Maestro Sixto Gabín
!Habernos asumido como ADP ha sido el éxito!

El magisterio dominicano ha contado, desde el 13 de abril de 1970, con una única organización sindical, la ADP.

Tener esa única organización es lo que ha permitido que se hayan podido derrotar todas las políticas aplicadas, desde el poder, para dividirla.

Han sido muchas las batallas y muchos los aportes a la educación del pueblo y a los derechos laborales de los trabajadores/as de la educación que ha logrado este importante Sindicato.

Su secreto ha sido la unidad en la diversidad. Haber comprendido que el magisterio es diverso en pensamiento y militancia, y al mismo tiempo es uno como grupo social en defensa de sus intereses.

La ADP contiene en su membresía a todos los/as docentes, (a quienes ejercen directamente en el aula, a todos los miembros de los equipos de gestión (directores, orientadores, secretarios docentes, coordinadores pedagógicos), así como quienes ejercen la función de maestros bibliotecarios y todas las demás áreas que han sido incorporadas al currículum; o sea la ADP nos cobija a todos/as.

En la actual coyuntura, importantes amenazas se ciernen contra nuestro histórico instrumento de lucha, articuladas desde los sectores de poder; quienes apuntan sus estrategias mediáticas en procura de destruir nuestro sindicato.

En ese sentido, el magisterio debe estar alerta, siempre, para la defensa de la ADP y de todas sus instituciones ante el capital financiero y demás sectores de poder.

Por ello hay que tener mucho cuidado con quienes alimentan la formación de asociaciones de afiliados del Sindicato como de directores y otros.

La ADP tiene fortalezas, debilidades e importantes desafíos que afrontar, debemos seguir la lucha desde dentro para hacerla más democrática, clasista e institucionalmente fuerte.

Tomar otro camino sería un error fatal. Si la historia, como madre del todo, en algún momento plantea el cumplimiento de la misión histórica, entonces seguimos asumiendo la renovación.

Haríamos un flaco servicio a nuestro sector de clase y un gran favor a los enemigos de las luchas por una educación laica, pública, liberadora y de calidad y que asumen al Sindicato como un obstáculo para ellos imponer sus intereses anti populares.

Seguir asumiéndonos como ADP es la garantía y el éxito!!

+ Leídas