Patriotismo Constitucional: a propósito de República Dominicana y Haiti
Patriotismo Constitucional: a propósito de República Dominicana y Haiti

La teoría acerca del “Patriotismo Constitucional” es de Jürgen Habermas, pero en la monografía “Patriotismo Constitucional y Procesos de Integración”, el autor Pablo Contreras aporta unas ideas que es importante resaltar, a propósito del fenómeno de integración regional que se produce en todo el mundo, haciendo hincapié en el fenómeno europeo y latinoamericano.

Contreras reafirma el concepto de patriotismo constitucional a partir de las ideas desarrolladas por Jurgen Habermas y Muller, estableciendo que a través de este concepto se puede comprender, la cohesión política que existe entre diversas naciones cuando comparten valores, normas y procedimientos enraizados en una tradición constitucionalista que hace que los miembros de dichas naciones se identifiquen con seres iguales, libres, respetuosos de unos principios democráticos, lo cual permite la libre discusión de las ideas y un procedimiento común para la toma de decisiones. Se trata de que las naciones comparten una visión común a partir de los valores que irradia el constitucionalismo y se crea una nueva identidad supranacional como respuesta al debilitamiento del concepto de soberanía y Estado Nación en el mundo de la post modernidad y la globalización de las economías, las culturas y las tecnologías.

Advierte el autor que no debe confundirse con el significado de patriotismo que tradicionalmente ha sido desarrollada por el pensamiento clásico, aludiendo cuando se usa el término a la defensa y lealtad a un territorio, una tradición o unos valores propios de una nación en particular. Este patriotismo también implica una noción de lealtad pero a “ciertos valores o ideas universales, asociados con el concepto de constitución y centrados en la protección de los derechos fundamentales y la democracia” apunta el autor Contreras en su ensayo. Este patriotismo implica una postura de defensa permanente a una cultura constitucional que asegure dentro de esa comunidad de naciones la integración social, la unidad y estabilidad de los diversos estados democráticos que al conforman.

Más que asumir una constitución común a muchas naciones, el patriotismo constitucional promueve una cultura política que enarbola los principios y valores que asumen las comunidades a partir de sus respectivas constituciones. La unidad de criterio se basa en el procedimiento que se dan las naciones para organizar su vida política y social, partiendo del constitucionalismo.

Este sentimiento y pensamiento compartido de los valores morales, políticos y legales propios del Estado liberal democráticos que promueve el patriotismo constitucional, facilita la integración de las naciones que comparten esta visión sobre todo a aquellas sociedades multiculturales que comparten una misma nación.

En su ensayo Contreras destaca tres niveles de análisis y operatividad de la integración que facilita el patriotismo constitucional. Con relación al rol del patriotismo constitucional en el proceso de integración regional, el autor Contreras manifiesta que en el caso de la Unión Europea, el patriotismo constitucional concebido y promovido por Habermas le otorga una identidad regional a este bloque de naciones.

No se trata de una integración a partir de una única constitución y de unos contenidos específicos que debieran resolver las diversas situaciones políticas o sociales que se produzcan a lo interno de cada una de las naciones de la unión europea. Contreras reitera en su ensayo que lo que promueve Habermas y otros autores con el patriotismo constitucional es un vehículo que facilite la integración regional a partir de un compromiso común de la naciones para defender un procedimiento político en la toma de decisiones a lo interno y externo de las naciones, respetando las reglas de juegos que impone el constitucionalismo democrático. El respeto al libre debate de las ideas y a los derechos fundamentales que protegen la autonomía individual son los presupuestos mínimos que exige el patriotismo constitucional para favorecer una integración regional como se ha estado desarrollando en la Unión Europea.

Con relación a América latina el autor plantea que el hecho de compartir una cultura hispánica a través de un mismo idioma, compartir una misma tradición fundada en valores humanistas y cristianos que ha ido enriqueciéndose a partir de la incorporación de las ideas y valores propios del patriotismo constitucional, son aspectos que pueden facilitar la integración regional. Unido a estos factores se encuentra la comprensión republicana del autogobierno y de la libertad que ha sido común en las naciones latinoamericanas para liberarse del yugo de las potencias coloniales. Esta aspiración de independencia común a los países latinoamericanos junto a los demás rasgos antes referidos puede generar una identidad procedimental regional que posibilite la integración.

Sin embargo la falta de consolidación democrática, la debilidad institucional y el irrespeto de los derechos fundamentales en muchas de las naciones latinoamericanas se erigen como graves obstáculo para que se produzca dicha integración. Existe mucha asimetría en los procesos de consolidación democrática en los países que conforman la región latinoamericana. Hace falta una profundización de la cultura constitucional que apueste al fortalecimiento de las instituciones democráticas, defienda las libertades civiles y promueva una mayor igualdad reduciendo la exclusión social, a lo interno de cada una de las naciones latinoamericanas para que se pueda a partir de dichas practicas concretizar una integración regional verdadera que tenga como eje común el patriotismo constitucional.

Hágase usted la pregunta ¿podrán integrarse con éxito la Republica Dominicana y la Republica de Haití bajo los parámetros establecidos?

Amado Jose Rosa

Amado José Rosa es abogado penalista, profesor por vocación. Twitter:@ama2jose E-mail: arosa41@gmail.com

+ Leídas