Eladio Frías, M.A.
¿Quién es responsable de la capacitación empresarial: Empleado o Empresario?

Las buenas capacitaciones son caras, pero las malas, lo son todavía más. Una empresa depende de su talento humano, mientras más capacitado está su personal mayor será el beneficio y rentabilidad para la empresa.

Las empresas se parecen a sus dueños. Si el propietario no se capacita menos lo van hacer sus empleados. Por tal motivo, la capacitación es responsabilidad de todos.

Algunas capacitaciones suelen ser aburridas por el tipo de metodología que se utiliza. En la actualidad, los participantes buscan que sea más práctica, interactiva, proactiva y participativa.

Resulta cansón y aburrido llegar a una capacitación de tipo monólogo donde no se practica absolutamente nada y todo se queda en teoría.

Las mejores capacitaciones se logran cuando se le enseña a la persona como hacer las cosas correctamente y haciendo la práctica necesaria que ayudan al participante a aprender algo nuevo y diferente.

Muchos piensan que la capacitación es un gasto y muy pocos la consideran como una de las inversiones más importante de la empresa. Cualquier cliente puede investigar informaciones a través de las principales herramientas tecnológicas y es muy desagradable encontrarse con empleados que no manejan las informaciones y las técnicas correctamente.

Dependiendo el área en la que un empleado se desempeñe, este debe recibir al menos una capacitación en el año. De acuerdo a los nuevos productos y servicios que salen al mercado el empleado debe estar debidamente entrenado para brindar al cliente un servicio de calidad y asesorarlo de manera eficiente en cualquier toma de decisión.

La capacitación va a depender de los cambios y tendencias que se presenten en el mercado. Identifique las debilidades de su personal y enfóquese en las necesidades del cliente.

Gestión Humana debe hacer evaluaciones periódicas para identificar quienes necesitan entrenarse en alguna área en específico. La responsabilidad de la capacitación es de la administración y el empleado debe apoyarla también.

Cuando el empleado es nuevo, es cuando más capacitación necesita. Una vez listo y con los conocimientos necesarios podrá desempeñar su función satisfactoriamente.

Un empleado capacitado trabaja más motivado, aumenta la productividad de la empresa, se siente más seguros de tomar mejores decisiones, logra más fácil las metas de la empresa y mejora el clima organizacional.

Muchos empleados ven la capacitación como una obligación que deben cumplir, sin embargo la capacitación trae consigo muchos beneficios personales.

La mejora continua es clave para los integrantes de una empresa, ya que les permite conocer las últimas tendencias y estrategias laborales y no quedarse sólo con lo que aprendieron en la universidad. Esto favorece su operatividad y niveles de innovación por parte de los trabajadores.

Si usted quiere ver su empresa crecer, mantener una ventaja competitiva y un valor agregado, entonces preocúpese por capacitar a su personal.

El autor es asesor de la empresa de consultoría y capacitación REPSAP International, SRL. 809-583-7254, Santiago y todo el Cibao. www.repsapinternational.com

 

+ Leídas