Wilson Gómez
Ya esta bueno!!! Ya basta!!!

El presidente de la Republica, dirige el país, por la legitimidad que le confiere el ciudadano a través del voto, lo mismo pasa con los Senadores y Diputados, que ejercen su función de legislar en nombre de los ciudadanos, las leyes y las normas que nos modelan como sociedad, por igual, el Alcalde dirige el municipio por el poder conferido por la comarca, junto a los regidores, de orientar, y administrar los recursos y políticas de desarrollo municipal, o distrito municipal. Es decir, todos los que ejercen el poder de decidir, están y, son legitimados por la decisión libérrima de los electores, que confieren su poder, mediante el VOTO a las autoridades, o a todo aquel que nos dirige, desde sindicatos, clubes, Partidos Políticos, entre otros.

Ahora bien, Yo quiero que me digan a mí, que me respondan, EN QUE MOMENTO, EN QUE LUGAR, YO CONFERI MI PODER DE DECISIÓN A LOS DIRIGENTES POPULARES, PARA QUE ME REPRESENTEN EN LOS ESPACIOS DE TOMA DE DESICIONES, PARA ORIENTAR LOS DESTINOS DE MI PUEBLO, Y, QUE ELLOS DECIDAN SI PUEDO O NO TRABAJAR, SI PUEDO TRANSITAR POR MIS CALLES LIBREMENTE, SI PUEDO PROGRESAR.

¡¡¡YA ESTA BUENO!!! ¡¡¡YA BASTA!!!

San Francisco de Macorís, con un crecimiento descomunal, un importante capital de inversión, como pocas ciudades del país, pero con un precario desarrollo, que nos aleja del bienestar social, por eso languidece, por el desaprovechamiento de nuestros capitales, que se dan a la fuga, (nuestro principal renglón de inversión es la construcción, dentro de la construcción las plazas y la torres de apartamentos, y no existe en mi pueblo, una sola tienda de muebles para apartamentos, y las que hay de oficinas, su matriz es de Santiago o Santo Domingo, y en la construcción, la mano de obra es haitiana, que no compran ni las pica pica en RD, porque todo lo traen de la frontera), y un grupo de aventureros, que detrás de una obra social del estado, alejan la inversión privada, por eso adolecemos de empresas e industrias, que promuevan la inversión y por ende el empleo, además de la anarquía, que ha sido históricamente, la materia prima, que por el desorden mental, y la falta de visión, de quienes nos dirigen, además de que nuestra ciudad, muy a pesar de tener dos universidades, dos asociaciones para el desarrollo, “Carecemos de una agenda común de desarrollo provincial”

La Gobernación tiene su agenda, la Alcaldía tiene la suya, Las Asociaciones para el desarrollo también, los empresarios tienen una, las Organizaciones Populares y Democráticas también tienen la suya, “por lo menos eso creo”, y cuando se le acercan a un funcionario, cada quien propugna, persigue complacerse, y por eso, las inversiones del estado no responden a nuestra satisfacción social, mediante un diagnostico participativo real, propiciado por las universidades, y las asociaciones para el desarrollo.

Ayer pedíamos una Hospital Materno Infantil, cuando en la elaboración del proyecto, en el estudio sociológico, advertía que el numero de nacimientos, y el de parturientas no respondían a tal inversión, por lo que el estado, al no poseer el capital económico para tal inversión, no podía acceder a los préstamos internacionales, porque la obra no pasaba ese filtro, nos peleamos por una circunvalación, y hoy ya no es eso, es otra cosa, y esa insaciabilidad es muy bien correspondida, porque todos pensamos individual, desde nuestra óptica partidista, porque todos soñamos, aun sin necesitarla, acariciar las mieles del poder político, todos pensamos como partidista, y no lo que les conviene a SFM.

No concibo, ni concebiré nunca en mi terca sesera, que los aventureros, los frustrados, los que nada tienen que perder, los sin espacios, sean los que decidan la agenda de mi pueblo, ellos deben estar, y defiendo su presencia, sin acoso, sin chantaje, mas sí, con altura y dignidad, nos unamos todos, dije todos los sectores, y con una visión desarrollista, elaboremos una agenda, y defendamos esa agenda, en el plano de inversión social, pero una agenda que responda, a los verdaderos intereses de nuestro pueblo, y que esté articulada, y comprometida, a los planes de acción, de políticas orientadas, a sacar a Macorís del vedaje que se encuentra, en el plano de inversión privada, y social.

Da pena ver desde la entrada de San Francisco de Macorís, allá en controba, el que pasa por ahí, cree que va a llegar a un lugar como Yamasá, el valle, castañuela, u otra localidad, es tierra de nadie, porque nuestras autoridades solo ven la visión financista, y no desarrollista, del meta mensaje, para abrir los apetitos para la inversión.

En otra entrega, con su favor, hablaremos de lo que nunca nadie ha dicho, como las dos principales obras de desarrollo e integración de San Francisco de Macorís.

+ Leídas