Fredery Burgos Sánchez
¿Quién tiene la razón?

El tema evaluar de quién tiene la razón o no, al finalizar un Paro Huelgario y más aún cuando hay pérdidas humana, empieza el debate entre ciudadanos de diferentes religiones, ideologías y extractos sociales.

Hay personas que siempre cuestionaran los métodos implementados por los convocantes a Paros, pero ¿quién cuestionará los métodos implementados por los que dirigen el Estado?

Siempre la culpa de todas las consecuencias ocurrida en un llamado a huelga se las quieren echar encima a los convocantes, y a los que dirigen el Estado ¿qué?

Con interrogantes y señalamientos burdos de simpatizantes del gobierno y/o personas que son parte de otra organización de derecha, y que han estado en el Estado, siempre tratarán la manera de desacreditar a quienes luchan por reinvidicaciones sociales en beneficio del pueblo.

La muerte de un ser humano no debe caer en un dime y diré como debate, lo que se debe buscar es la solución a las demandas requeridas por el movimiento social, que sólo exige mejores condiciones de vida para los ciudadanos que carecen de servicios, servicios estos que deben ser garantizados por los gobernantes.

La doble moral de personas que justifican las protestas en Venezuela, pero condenan las movilizaciones en nuestro país y nuestros pueblos. Esto es verdaderamente alarmente y vergonzoso, dada la redundancia que personas justifiquen las agresiones policiales y militares contra quienes protestan.

¿Quienes dan las órdenes para que traigan cuerpos élites de diferentes cuerpos castrenses?

La responsabilidad de esto sobre cae en los hombros de la dirección municipal de partido gobernante, el gobernador de la provincia y de las autoridades municipales, debido a que estos son los autorizan la militarización de las calles como si estuviéramos en guerra con armas sofisticadas, para contrarrestar o reprimir a quienes protestan o a quienes hacen el llamado a huelga.

Escuchar decir: que no hay razón para llamar a un Paro, es realmente una aberración de los gobernantes y sus esbirros, que toman todos los espacios para descalificar a los dirigentes, al movimiento social y las protestas, llamándolos Vándalos y Delincuentes. Entonces: el que se roba más de 3,000 millones de pesos es más serio, que el que lucha por mejores condiciones de vida para el pueblo ?

Muchos de los barrios de San Francisco de Macorís, disfrutan de bienes y servicios gracias a las protestas y reinvidicaciones logradas por el movimiento popular de este municipio, porque de no ser así este pueblo estuviera en un total abandono o como un pueblo fantasma, ya que las autoridades nos les importa el desarrollo de las comunidades.

Es de lamentar y condenar contundentemente la muerte de un ser humano, está no se reemplaza con nada, pero buscar culpabilidad en manos de quienes llaman a huelga es una irresponsabilidad burda.

+ Leídas