Por una nueva América Latina

Víctor Ml. ZorrillaLo que está sucediendo cada año en nuestra América Latina, no es nada de casualidad. Los pueblos de América, ya están entendiendo lo que es politiquería barata de los partidos del sistema; están despertando del letargo, de la adormidera, en que nos sumergieron los partidos tradicionales y la rancia oligarquía de cada país.

Ayer sucedieron cambios importantes en Venezuela, con un hombre de la estirpe de Bolívar; que siguiendo, su pensamiento de la Gran Colombia; ha comenzado a impulsar las grandes transformaciones en su país y de otros países, para que vayan tomando conciencia y la firme decisión de transformar la politiquería barata en una verdadera política, en una verdadera Democracia para los pobres y oprimidos de América.

Así, tenemos gobiernos en países hermanos, que han surgido del voto popular y la vía democrática; como son en Brasil, Dilma Rousseff; Uruguay:José-Pepe- Mujica; Argentina, Cristina Fernández; Bolivia, Evo Morales; Ecuador, Rafael Correa y Nicaragua, Daniel Ortega.

Estos Nuevos paladines de la justicia social, preocupados por el destino de sus pueblos que cada dia se hacen más pobres por la odiosa política Neo-liberal y un F.M.I, guardián de todos los pasos que dan estos países títeres, tienen la firme convicción de que, realmente, nuestros pueblos hambrientos y sumidos en la miseria, solo saldrán de esta situación con un nuevo tipo de gobierno participativo y popular; por eso profesan al unísono “la democracia participativa y popular",  donde los pueblos son artífices de sus propios destinos, sin injerencias imperialistas explotadoras.

Oigamos, los tambores y gritos de victorias, los cánticos de los Guaraguaos de Venezuela,  "despierten campesinos, despierten obreros, despierten estudiantes y pobres de América; que está llegando la hora, la hora de la gran transformación social, política y económica; y digamos no a la política Neo-liberal de estos gobiernos lacayos de América: Calderón, en México; Juan Manuel Santos, en Colombia; Ollanta Humala, en Perú y Leonel Fernández en República Dominicana.

Adelante pues, pueblo dominicano, es el momento de crear conciencia para construir la democracia popular y participativa que garantice nuevos horizontes de paz, seguridad y justicia social.

El autor es Médico Internista del Centro Materno Infantil del Nordeste

+ Leídas