Al filo de lo ético

Humillaciones a superar

Es a lo que este modelo capitalista cruel y atrasado ha sometido al 70% de la población del país, a través de los gobiernos del Partido Revolucionario de la Liberación Reformista, léase (PRD, PLD y PRSC) que hemos padecidos durante el curso de la historia nacional.

Estos delegatorios de una legalidad retorcida por ellos mismos convierten en indigentes y mendigos la mayor parte de esta masa humana sedienta de un pedazo de pan, mediante la entrega ocasional de funditas de alimentos malos, comprados con el dinero proveniente del tesoro público, de los préstamos y la cooperación internacional, los cuales reparten en forma irrespetuoso de la dignidad humana de los que las reciben en los actos politiqueros que convocan.

Esta conducta aberrante de esos serviles de la oligarquía criolla y del poder imperial, el cual no tiene autoridad moral para hablar de justicia social, porque pasan por la vergüenza de exhibir al mundo decenas de millones de sus conciudadanos viviendo en las delincuencias callejeras las 24 horas del día; ni para dar ejemplo de libertad puesto que aplican su política de garrotes armas y cárceles a los pueblos que invaden para robarle sus riquezasl; y a los que no pueden intervenir por esa vía, le condicionan la cooperación y los préstamos a una lealtad similar a la de los esclavos a sus amos.

Constituye el primer nido de una cadena de crímenes diversos contra la Patria que la hacen merecedoras del calificativo de: Delincuentes de Cuello Blanco, quienes golpean con sus acciones el estímulo el entusiasmo y la seriedad de los que trabajamos y estudiamos para fomentar el bienestar propio y colectivo.

Concientes de estas y otras realidades que prosternan al pueblo ante los pies de su verdugo, se impone la articulación de un instrumento de lucha progresista que me permito llamar: Movimiento Revolucionario Duartiano, el cual conquiste la dirección de la nación y desplace de la dirección del Estado a ese grupo de corruptos y apatria, e instaure un régimen socialista sustentado en una Constitución nueva que rescate la soberanía nacional, promueva la democracia participativa, la descentralización de la administración pública y consigne como parte de su cuerpo legal entre otras, las disposiciones siguientes:

Eliminación del latifundio y el minifundio, recuperación del patrimonio nacional vendido y/o regalado a particulares mediante contratos leoninos, nacionalización de las empresas extranjeras, aumento del mandato constitucional a 6 años, elección directa de los miembros del poder judicial por los votantes de la jurisdicción de que se trate, referéndum revocatorio o no de mandato de todos los elegidos mediante sufragio universal, el plebiscito, socialización de la salud, la educación y la producción alimenticia, solución definitiva a la litis fronteriza con Haití, criminalice los delitos reiterados, estatuya el cúmulo de las penas, niegue la fianza y la prisión domiciliaria a los convictos de robos agravados y de corrupción; prohibición de la reelección a todos los cargos de eleccióncon el voto universal, impedir que los funcionarios públicos se presenten como candidatos a cargos de elección popular así como también a los demás ciudadanos que no puedan demostrar el origen lísito de su fortuna e inversiones promocionales de su candidatura.

+ Leídas