Cabalgando con La Historia: Si del cielo te cae un pito, tu pitarás

Cuenta la narrativa inventada por la población, que una joven desempleada, divorciada, con dos hijos, hembra y varón, y rodeada de una pobreza extrema, un día 06 de Enero que es el día que se celebra en el país, el día de los Santos Reyes, al no poder comprar nada para sus hijos menores, le comunicó a ambos que iría al lugar en donde se distribuyen los juegos, con la intención talvez, de conseguir algún juguete para sus dos menores, y cuando dio la espalda la menor le dijo: Mamá, cuando usted venga me trae una muñequita, y el varón, que había acumulado diez centavos, le dijo: Y con estos diez centavos me compras un pito, y la angustiada madre le respondió: Tú pitarás.

Cuando una sociedad se organiza y se constituye en un Estado, supone un orden en todo, supone un equilibrio entre todos los sectores que conviven juntos, supone una distribución de los bienes de servicios y de consumo, de modo equitativo, no en igualdad, pero, sí con equidad.

Supone un sistema de justicia que funcione bajo el principio de la igualdad, supone el pago de los impuestos no en igualdad, sino, de acuerdo a la capacidad de ingreso de los ciudadanos y de acuerdo a la riqueza que posee cada quien, porque un Estado debe procurar forzar a los que más pueden para proteger a los que no tienen nada.

No se puede permitir que todas las riquezas vayan a parar a grupos minoritarios, porque como el gran capital es una trampa legal, entonces, en poco tiempo, el país tendrá una gran masa de pobres en situaciones extremas y en el otro extremo tendrá a esos grupos boyando en abundancia que asombra.

En la República Dominicana ha sucedido algo parecido y un 85% de la riqueza está en poder de diez familias y un 15% de la riqueza está en manos del 85% de la población; y cuando usted divide el 15% entre el 85% el resultado le da un número decimal bajo cero, y ese bajo cero es el grado de pobreza que exhibe la mayoría del pueblo dominicano.

Y este grado de pobreza extrema en el que está sumergida la mayoría de la población dominicana, se agravará aún más en los meses y años venideros, porque las señales que se observan en el panorama son desastrosas, y poco alentadoras.

Todos los artículos de usos y de consumos masivos subirán de precio y todos los movimientos de los ciudadanos serán calculados por el FISCO. El ITBIS subirá del 16 al 18 por ciento, lo que quiere decir, que si una funda de cemento cuesta 300 pesos, pagará de ITBIS el 18% de 300 pesos, que son 54 pesos, entonces, 300+54= 354; o si usted compra un vestido o un pantalón en 2,000.00, usted pagará el 18 % de 2,000.00, que son 180 pesos, y así sucesivamente, lo pagará en todos.

Debemos recordar que el Presidente en una ocasión dijo que los pobres no eran mala paga, que era que no tenían para pagar y visitó el Brasil para copiar el modelo brasileño que permitió que los brasileños tuvieran mayores ingresos y pudieran comparar más, porque es elemental, que si los que consumen los bienes industrializados no tienen capacidad de comprar, entonces, las industrias tienen que bajar su producción y esto implica usar menos mano de obra, es decir, a mayor producción, mayor empleo, mayor consumo, y a la inversa, a menor producción, menor empleo, menor consumo; y como son las ventas de los bienes de usos y de consumo que generan el ITBIS, a menos venta, menos impuestos recibe el Estado.

Por eso es que hay que tener cuidado con introducir una reforma que disminuya la capacidad de compra de los ciudadanos, porque el gobierno en vez de buscar más, podría recibir menos.

El gobierno recibe más si la población tiene con que comprar más, y tiene menos, si la población tiene con que comprar menos.

Es amplio conocido por la población que la reforma a introducir, no será una reforma fiscal integral, sino, una reforma para pagar déficit y robos cometidos por personeros que son piezas claves del gobierno. Porque una reforma integral que incluya un aumento salarial a todos los que ganan un sueldo mínimo, un programa de construcción de vivienda para militares y policías, un programa masivo para alfabetizar a toda la población, y hacer inversiones para aumentar la seguridad de los ciudadanos, un programa para crear empleo.

Incentivando zonas francas y el turismo, un plan que incluya disminuir todos los sueldos que constituyen una aberración en un país que vive en pobreza extrema y algo más.

Pero una reforma, que solo busca aumentar la impunidad, sacrificando a los que no tienen nada, obligando a pagar a los pobres, los mismos que pagan los grandes ricos de la República, lo más que pueden provocar es una poblada de grandes proporciones, que pueda llevarse de paro hasta el nombre de la República.

Y ya en 1984 observamos una que fue un ensayo, pero, en un solo día, los muertos fueron cientos, y le aseguro que la situación actual es mucho más explosiva que la de 1984. Pues de más está advertir al gobierno, que debe tener cuidado con lo que se propone hacer, porque podría salirle el tiro por la culata, y por quererlo todo, podría quedarse sin nada.

Pues entonces, la población dominicana debe prepararse para lo peor, porque el gobierno no cuenta con los recursos que se requiere para poder realizar las gestiones de Estado que se requieren en estos momentos y no está dispuesto a forzar a los que crearon los déficit para corregir tal situación, y entonces pretende que la soga se rompa por la parte más débil, sin tomar en cuenta que si los débiles nos unimos hacemos una gran fuerza y obligamos a los de siempre, a los enemigos de toda la vida, a mirar para otro lado y dejar tranquilos a los desamparados.

Para que no haya que decirle como le dijo la madre a su hijo un 06 de Enero el día de los Santos Reyes: “tu pitarás”; y en medio de la pobreza extrema en la que vive la población dominicana, a los que no puedan pitar, lo que tiene que hacer es imitar al merenguero dominicano, señor JOHNNY VENTURA, cuando en uno de sus merengues dice: ¿y tú pitaste? 

El autor es abogado Notario Público, ex Procurador Fiscal, Presidente Provincial del PDI y miembro del Comité Central.-

Hola soy Santos Reynoso y esta es la oportunidad que te tengo.  Casa de 275 Mts2, de construcción, en un solar de 400 Mts2. Tres habitaciones, Cuarto de Servicio, Dos baños y medio. Oportunidad RD$6,500,000.00 WhatsApp: 809-977-1755

+ Leídas