Columna del tío Ton; Cajas navideñas

Con entusiasmo y valentía el anciano Pedro Quezada Medina, se integró en horas de la madrugada a las apretadas y tumultuosas filas, integradas por personas que como él buscaban afanosamente hacerse de una de las cajas navideñas que entrega personalmente el presidente Leonel Fernández Reyna a un costo por encima de los mil 300 millones de pesos.
En sus 70 años de vida que cumplió recientemente junto a su familia en la ciudad de La Vega, el señor Quezada Medina nunca pensó que perdería la vida de manera tan bestial y brutal como así sucedió al ser arrastrado por hambrientos que rompieron el cerco militar para adueñarse de una caja navideña. Aquí alrededor de la Fortaleza Duarte hasta las bombas lacrimógenas se hicieron sonar.
El anciano Pedro Quezada Medina se convirtió en la primera víctima del reparto de las cajas navideñas, que obliga al presidente Leonel Fernández valorar en su justa dimensión nuestra humilde sugerencia para que desde ya se cambie el método utilizado para dichos repartos.
La tristeza que envuelve a la familia Quezada en la ciudad de La Vega por la muerte violenta del señor Pedro Quezada, quizás es la misma tristeza que sienten otras familias de otros municipios donde han resultado heridos a culatazos hombres y mujeres de avanzada edad.
Por favor señor Presidente de la República doctor Leonel Fernández Reyna, no más atropellos a la dignidad humana. Deje ese traje balaguerista en el pasado.

+ Leídas