Carta a la Próstata
Manolo Bonilla.
Manolo Bonilla.

Respetada Próstata:

Quizás usted ignore que por su culpa se divorcian millones de personas en el mundo por su ocurrencia, en momentos especiales de la vida del puro macho; me contó mi amigo el maestrico que celebrando el 35 aniversario de boda, sus hijos le regalaron una pastilla de la azulita, aquella que ayuda a mantenerse con dignidad de macho alfa, lo más alto que el faro a Colón y allá arriba las luces iluminando el camino de la vieja vagina con su único vestido que fue descosido 35 años atrás, y ella la dueña de la noche estaba llena de vino y de las canciones de Lucho Gatica, Marcos Antonio Muñiz y Anthony Ríos, le dijo a su marido¨ déjame secar en tu cuerda mi único vestido que esta mojado y tu eres mi único sol que me calienta 35 años después de aquella noche¨ -- el maestrico escucha con tristeza los versos de su mujer, su Hiperplasia Prostática benigna (HPB) le produjo cititis urinaria, eran las 3 de la mañana y el maestrico había ido al baño 8 veces, peor aún su falo gotereaba en la cama y no era pipi, puras lagrimas, impotencia y vergüenza a ver su mujer dormida con su único vestido y de su cuerpo fluía un olor a vino, a perfume de gardenia, sudor, amor y sobre todo un poquito de olor a testosterona evaporada.

Querida próstata desde esa noche comenzó el divorcio de un matrimonio de 35 años, el maestrico desconocía que la reducción de testosterona en los testículos le quitaban el apetito sexual con su mujer, el ánimo en el suelo, la fuerza física también, solo una idea equivocada, él creía que el problema sexual era solo con su mujer y comenzó la búsqueda de muchachas jóvenes, cambio de amigos y ya no llegaba temprano a la casa; su pobre mujer solo encontraba sobrecitos vacios de las pastillas azulitas de las mismas que le regalaron sus hijos en el aniversario de boda y una noche como tantas llegó borracho y gritaba bajito ¨tu eres mi hermana, la mama de mis hijos, el amor de mi vida¨ y el maestrico lloraba y sus lagrimas formaban cadenas que bajaban por sus pechos y se unieron a las cadenas del goteo de su falo que también lloraba por su Hiperplasia Prostática Benigna (HPB).

Querida próstata salva ese matrimonio, hable con los ovarios y dígales que en el corazón del maestrico no hay otra mujer solo es un problema de salud que visite el urólogo el Dr. Teófilo Pérez que tiene unos dedos de pianista clásico y cuando hace tacto saca notas musicales, el paciente no siente nada a pena la posición ridícula sobre la camilla, sus piernas un poco abiertas, su cadera y el pecho formando un ángulo de 90 grados y en la esquina del ángulo el ano como un telescopio buscando estrellas y su mente llena de vergüenza y timidez, como si fuera la primera noche hace 35 años y todo paso en 4 minutos.

Querida próstata ayuda al maestrico con el escroto, el papel envolvente que cubre los testículos, salió de muy mala marca parece hecho de un material falsificado, blandito deja colgar con facilidad los granos y la amenaza con dejarlos ahogar en el agua del sanitario.

Att: Manolo Bonilla
(No soy urólogo.)

Manolo Bonilla

Manolo Bonilla es Comunicador, en el programa “La ventana de Manolo, por el canal 8 de Telenord

+ Leídas