Carta a una enamorada

Querida Enamorada, está llegando a mí vida cuando yo ya me voy, no es que me estoy muriendo pero tu juventud es un reloj que indica que eres las 8:00 AM y yo las 8:00 PM, solo 12 horas de diferencias pero mi reumatismo, especialmente la artritis en mis manos me daría miedo de abrasarte y que todas mis articulaciones suenen como una bisagra oxidada por falta de aceite; le pregunte al maestrico –¿Por qué me da taquicardia urológica?-,cuando veo sus piernas de bambú, sus nalgas sin celulitis, su pelo mojado en cascada desorganizada, su cintura más estrecha que un reloj de arena del siglo X, sus senos como dos limones persas en salud, sus pies más pequeños que dos chapaletas de caminar en la nieve, su boca grande con una coherencia con sus 6 pies de altura, solo sus ojos revelan la verdad de sus sentimientos, desde pequeña había soñado con casarse con un viejo rico de poco uso y sobre todo higiénico y educado.

Querida Enamorada soy ese viejo rico que ha soñado, de mi padre heredo la hipertensión pero no el cáncer, de mi madre heredo el reumatismo pero no la gota, de mi abuelo heredo la gordura pero soy adicto a los ejercicios, de mi abuela heredo la locura pero estudio psicología, de mis abuelo heredo la longevidad ambos muriendo de 110 y yo apenas tengo 65 años, de mis tíos heredo la inteligencia pero a esta edad de 65 años no me importa serlo o no serlo, estoy en paz conmigo mismo y no me importa la forma de los demás solo quiero morir siendo yo –“una mándala”, palabra de la india que significa algo más que un circulo geométrico represento totalidad, estructura, centro, unidad, equilibrio, no tengo ni esquina ni ángulo tengo forma de lo divino soy un circulo como la tierra, el sol, la luna, el aura de los santos, la forma de la puerta vaginal por donde nacen los niños, capaz de usar mi viejo falo como un compás y hacer un circulo perfecto y encerrarnos como una sola familia.

Mi querida enamorada sigo creyendo que soy ese viejo rico que ha soñado estoy en DATA CREDITO igual que mi amigo el maestrico y otros viejos tan serios como nosotros como resultados de 20 años de un gobierno corrupto que no respeta la capacidad de amar a una mujer de los pensionados, pero seguiré recibiendo la clases sabatinas de la arquitecta Zamira Asilis sobre el significado de los colores y el uso de un buen vino, en nuestra casa el color negro será la ausencia de un color pero el misterio de la independencia individual, las sabanas serán blanca todas las noches, pero no en espera de una gota roja, esas cosas no me importan en una sociedad de jóvenes que no manchan, gozan el momento, hablare con mi urólogo Dr. Pérez para que todas las pastillas de la erección recetada por el sean azules por su significado “sinceridad, armonía, fidelidad, paz, tranquilidad y sobre todo fuego a la lata.

ATT:Manolo Bonilla
No soy bipolar.

Manolo Bonilla

Manolo Bonilla es Comunicador, en el programa “La ventana de Manolo, por el canal 8 de Telenord

+ Leídas