Carta a Leo Salazar
Carta a Leo Salazar

1 de 4

Querido Leo

Cuando cambiaste de colegio para irte al cielo, mis lagrimas se pusieron en fila como soldados para la guerra, por tu muerte provisional, se están yendo los pocos testigos de mi vida sindical en la ADP; recuerdo que te había contado del daño y mentira que durante muchos años mantuvieron algunos directivos del ADP, desde 1971, hasta la fecha todo sigue igual, ese odio y esa envidia tienen su origen y no deja de ser la falta de consciencia ideológica de esos dirigentes dañinos, corruptos y egoístas, propio de los pequeños burgueses con pretensiones personales. Seco de una cultura pedagógica, como le ha llamado Roberto Santos en varias ocasiones.

Todo comenzó en 1971 cuando escribí mi pequeño libro de inglés para séptimo y octavo con el nombre de English Revolution al módico precio de $1.25, fue un éxito, se vendió desde SFM hasta Samaná, pero los falsos líderes me llamaron un comerciante de la educación y hasta un loco viejo, incapaz de escribir un folleto de inglés; pero a los cuatro años fue peor en el 1975, el Instituto Americano del Libro, en la calle el Conde, dirigido por la bella señora española que se enteró que mi libro era el texto casi oficial desde San Francisco a Sabana de la Mar y decidieron sacar de circulación mi libro de inglés para introducir el libro de ellos con el nombre de “Moder American English” para esto el instituto le pago al director del departamento de idiomas de la Secretaría de Educación, el señor Bobadilla que él me me nombrara técnico del departamento de idiomas, hasta que sacaron de circulación mi libro en el 1975, este falso nombramiento me hizo tanto daño porque los dirigentes de la ADP en Santo Domingo me declararon persona dudosa y no confiable, de todas formas me seguían usando a mi y a mi carro que ya tenía en esa época, hasta fui hecho preso junto a 4 dirigentes nacionales, entre ellos Celio Guerrero y creo Sigfrido Cabral y yo quedé preso y ellos libres porque eran supuestos pasajeros de mi carro y gracias a mis compadres profesor Jaime Nicasio, él me sacó de la cárcel a la semana, porque los desgraciados dirigentes me dejaron solo como un perro sin dueño.

Estos apresamientos provocaron la supuesta salida como técnico en idioma y el exilio en Mexico; estos históricos cinco meses como técnico, fue un dolor de cabeza para los mesquinos egoístas dirigentes de la ADP y los falsos hombres de izquierda, le confieso que estoy consciente que mi forma jovial, simpática, alegre, buen bailador, poco tomador y sobre todo sincero, contestatario y hasta un triunfador; los mediocres y secos de ideas me definen como un anarquista, incapaz de ser un buen técnico en el 1975 porque los analfabetos pedagógicos creen que los peces “aprenden” a nadar como la gente, sino su condición de pez lo hace nadar para vivir, sin aprender que es una condición de los hermanos, hasta creen que Jesucristo era odioso porque en la Biblia no aparece ningún chiste dicho por Jesucristo, ni de Dios tampoco.

Atentamente,
Manolo Bonilla

Manolo Bonilla

Manolo Bonilla es Comunicador, en el programa “La ventana de Manolo, por el canal 8 de Telenord

+ Leídas