Hipólito y Miguel: “Convocado al Diálogo por la Historia”

Hipólito y MiguelCuando los partidos políticos son estremecidos por la confrontación de las fuerzas intestinas que pugnan por el poder de la organización, y se irrespetan las normas de convivencia interna, se pierden las perspectivas reales de conquistar el poder, que es la razón existencial de toda institución política partidaria.

No es hora de buscar culpables de las derrotas electorales del PRD, dice Fafa Taveras, con su lenguaje encantador, el pasado no tiene remedio y el futuro es un enigma, solo somos dueño del presente. Me permito agregarle, si desperdiciamos el presente en diatribas, entonces, no tendremos nada, ni pasado, ni presente, ni futuro.

Recuerdo una tarde en la primavera del año 1987, que acompañe al Dr. José Francisco Peña Gómez, al Palacio de la Moncloa, Madrid, España, siendo Presidente de España Don Felipe González, cuando conocí al ex Presidente Adolfo Suarez, que había sido el presidente de la transición después de la muerte del General Francisco Franco, se había restablecido la monarquía con el Rey Don Juan Carlos de Borbón, que era el jefe de estado, entonces había que iniciar un proceso para celebrar elecciones libres y restablecer la democracia.

Como sucede a la caída de regímenes dictatoriales, la sociedad española estaba dividida en dos, la extrema derecha sustentadora de la tiranía y las fuerzas liberales emergentes encabezadas por el Partido Socialista Obrero Español, (PSOE), que buscan conducir esa nación hacia la democracia.

El Ex Presidente Suarez, fue presentado como el hombre del “centro de la política española”, manifestó en aquella ocasión, ningún político es neutro por naturaleza, sino, que las circunstancias históricas nos obligan a permanecer en el centro, para reconciliar la sociedad. Ahora bien, después que estamos todo en el centro y se inicia la carrera por el poder, el pueblo marcha hacia la izquierda, hacia la derecha o se queda en el centro, el pueblo español, marchó hacia la izquierda siguiendo el liderazgo del PSOE.

El pueblo dominicano, contempló impávido la desgarradora lucha entre Don Antonio Guzmán y el Dr. Salvador Jorge Blanco. También entre Jacobo Majluta y el Dr. José Francisco Peña Gómez, donde no hubo arbitraje porque todos éramos parciales radicalizados. Como resultante, casi tres lustros en la oposición política, la juventud de entonces nos hicimos adultos, los adultos ancianos y los mayores para esa época a la tumba. En esa larga marcha de desacuerdo estéril, terminaron su existencia Jacobo y Peña. Salvador siguió vivo hasta este siglo, con sus derechos civiles conculcados por un acto de abuso político, sin paralelo en la historia Republicana. Ese fue el precio, que los líderes pagaron por la incapacidad de ponerse de acuerdo.

La historia dominicana recoge la rivalidad entre Horacio Vásquez y Juan Isidro Jiménez, que eran miembro de un mismo partido, fueron electos plebiscitariamente, el primero vicepresidente y el segundo presidente, la lucha y rivalidad dio al traste con el gobierno, estallando la insurrección del 26 de abril del 1902, en la que los dos fueron echados del poder.

Hipólito Mejía y Miguel Vargas, hoy la historia lo convoca a un entendimiento, la política es el arte de lo posible, la “Comisión Mediadora”, integrada por hombres y mujeres que aman al PRD, como son el Lic. Nelson Espinal Báez, Ing. Eligio Antonio Jaquez Cruz, Doña Peggy Cabral Vda. Peña Gómez, Dr. William Jana Tactuk, el Ex Diputado Lic. Neney Cabrera, Lic. Siquio Ng de la Rosa, entre otros. Es un verdadero puente de plata, tierra de nadie y propiedad de todos, donde puede y debe auspiciarse un punto de encuentro para las discusiones necesarias para calendarizar o hacer el cronograma, (Hoja de Ruta Critica), con la finalidad de poner en marcha el aparato partidario, asumir ante todo nuestro rol opositor, “creíble como partido mayoritario de la Republica Dominicana”.

Hay tareas que realizar que el principal adversario es el tiempo, como son implementar una política de crecimiento, preparar la próxima convención nacional, preparar nuestros mejores y populares dirigentes o militantes, para las candidaturas municipales y congresuales, así, como dar apertura a la proyección de los presidenciables, para que se proyecten no solo a lo interno del partido, sino, de la sociedad que es a quien tenemos que conquistar.

Existe la necesidad de realizar una convocatoria unitaria de todos los organismos del partido, la Comisión Política completa, no facciones, el CEN, no facciones completo, tenemos que reencontrarnos, por lo que me permito sugerir, que cada quien conserve su posición dada por la convención, y que de acuerdo las partes, den mandato a la Comisión Mediadora, para que sea la convocante y conductora de las reuniones, aunque sean presididas por las autoridades legitimas del partido. Una agenda consensuada y auspiciar un clima de respeto, compañerismo y sobre todo de disciplina revolucionaria, a fin que nadie transgreda la línea establecida. Ya es hora de dejar de airear las diferencias internas de manera mediática.

Hoy estaba leyendo la columna del enjundioso analista político y periodista brillante, Orlando Gil, que titula, “En el PRD no hay división, están juntos pero no reburujados”. Se lo comenté a un consejero que tengo, me expresó de manera anecdótica, eso es así, mi querido doctor, Orlando tiene razón, hay matrimonios separados que viven en la misma casa, duermen en cama separadas, y al ser civilizados comen en la misma mesa, hasta bendicen los alimentos pidiéndose mutuamente salud, prosperidad y larga vida.

El Autor es Subsecretario Nacional de Asuntos Internacionales del PRD, Presidente Fundador de la Seccional de Madrid, España del PRD, y Ex Secretario del PRD en San Francisco de Macorís, Miembro del Comité Ejecutivo Nacional.

+ Leídas