Jesucristo el último Adán

Dr. Willians De Jesús Salvador“El cristianismo constituyó un salto extraordinario para la historia de la humanidad. Jesús al concluir su ministerio en la tierra como el último Adán, nos legó la esperanza de la vida eterna, y los evangelios serian las bases para que su obra se expandiera por todo el globo terráqueo y su figura gravite espiritualmente a través de los siglos. ” WJS.

El cristianismo constituye el fenómeno espiritual, religioso, cultural y social más relevante de la Historia de la Humanidad. Su aparición marca un antes y un después, e implica un cambio en el devenir humano verdaderamente extraordinario.

Históricamente, logros como la desaparición de la esclavitud, la creación de la universidad, la revolución científica, el surgimiento del capitalismo, la doctrina de los derechos humanos o la aparición de la democracia moderna, por citar solo algunos, son impensables sin referencia al cristianismo, y la prueba es su ausencia en otros ámbitos culturales.

El alma mater del cristianismo, está recogida en el Nuevo Testamento, la lectura de los evangelios resulta fundamental, para poder comprender las dimensiones extraordinarias del hombre más grande del mundo, en toda la existencia de la humanidad. Jesucristo, quien recibió varias designaciones en su efímero pero intenso paso por la tierra, como fueron: Jesús de Nazaret, la Palabra, El Mesías, el Hijo de Dios, el Primogénito hijo de Dios, el Rey de los Judíos, Príncipe de Paz.

En esta semana se conmemora en todo el mundo cristiano, la memorable fecha de la muerte de nuestro Sr. Jesucristo, de esto hace 1980 años, refieren los historiadores de la época, además que está recogida con detalles y precisiones impresionantes en los evangelios canónicos, Mateo, Marcos, Lucas y Juan, que en la Pascua Judía del año 33 E C. de nuestra era, Poncio Pilato, el procurador romano de Judea, tuvo que conocer la causa de un judío de excepción, llamado Jesús de Nazaret.

Los sacerdotes Judíos, lo entregaron para ser juzgado por el alegato de que este pretendía ser rey de los judíos, por lo que constituía una competencia para el Cesar, esto era inadmisible para ellos, que además el reo se presentaba como el mesías, el ungido de Yahvé (Jehová) y más bien estaba enmarcado su accionar con las visiones como la del Siervo Y Las dimensiones históricas de Jesucristo

Jesús, en su ministerio que empezó a los veintinueve años de edad; realizó una obra intensa, curó los enfermos, resucitando muertos, a la vez que esparcía un nuevo mensaje sobre la tierra, que no tenía nada que ver con deseos personales de ser rey, ni cosa por el estilo, no le interesaban las glorias terrenales e incluso enfrentó públicamente a Fariseos; Saduceos y Herodianos, a los sectores populares había enfrentado al negarse a ser proclamado Rey de los Judíos.

Pilato, no encontró nada grave en su contra, porque él había proclamado que su reino no era de este mundo, por lo que no significaba un peligro para el Cesar, muy a pesar de las injustas imputaciones en su contra, Poncio Pilato, no quería desagradar a sus acusadores y lo condenó a la fijación en el madero, es decir, a la más terrible de las muertes, porque el juez tenía la posibilidad de condenarlo a la flagelación.

Las autoridades eclesiásticas insistían ante el gobernador Pilato, que Jesús debía ser condenado, este tenía la costumbre en la pascua judía de fiesta en fiesta de poner en libertad a uno de los presos, era el pueblo que tenia la potestad de pedir al que desearan libertar.

Los sacerdotes y ancianos, sedujeron a la masa para que pidieran la libertad de Barrabas que era un ladrón, y condenaran a Jesús. El pueblo en consecuencia pidió la liberación del ladrón y la condena de Jesús, los guardias, se burlaron cruelmente de él y consumaron la injusticia más grande de la historia, el acto criminal contra el hombre más extraordinario y más grande de todos los tiempos, Jesucristo, cuyo apostolado era fundamentado en el amor y bien común.

El mundo cristiano parece transitar por una crisis universal, las especulaciones señalan su origen en la corrupción, el relajamiento de la conducta de algunos sacerdotes que han sido señalados como pederastas, y su profundización cuando se produce la renuncia del papa emérito Benedito XVI, situación que estremeció los cimientos de la Iglesia Católica.

La iglesia más universal de todas, parece volver a sus orígenes con el papa Francisco I, su nombre secular Jorge Mario Bergoglio de origen latinoamericano, quien inicia su ministerio petrino, con la apuesta por una Iglesia Católica para los pobres, y alejarla de la política y la farándula, y en verdad este es un gran paso,.

Los Cardenales que son los jefes espirituales de la iglesia en diferentes países, en ocasiones viven más cerca de los gobiernos y sus funcionarios que de los pobres, y elevan sus plegarias en los Tedeum Oficiales, pidiéndole la salvación a un conjunto de políticos corruptos y corruptores, e inclusive una vez había una huelga de choferes en un país del Caribe, y recibieron el epíteto de “chusma”.

Sus opiniones tienen que ver muy poco con los intereses de la feligresía sino de los gobiernos de turno. Estas actuaciones que no son nuevas, han producido una crisis de la fe, no obstante parece que Jesucristo entronizado como rey, ha dirigido la mirada hacia el género humano que está en crisis, por la que ofrendó su vida y ha colocado un pastor de almas que viene a reencontrarse con el pueblo de Dios, los humildes y desheredados de la fortuna material.

La crisis del cristianismo ha sido cíclica, en ocasiones la obra a estado proscrita por gobiernos, y sin embargo, los gobiernos y sus dictadores han pasado, no obstante, la iglesia ha vuelto a resurgir con bríos renovados, y esa es nuestra apuesta en el 1980 aniversario de la crucifixión y muerte de Jesús, el cristianismo nos invita a renovar la fe, predicar la buena nueva, no seguir hombres, y seguir a Jehová como único faro de luz, que ilumina los senderos de su pueblo, al cual ha prometido la vida eterna.

+ Leídas