Cuatro negocios que dieron el salto a Internet... para mejor
Cuatro negocios que dieron el salto a Internet... para mejor

Dicen que hoy en día, si no estás en internet, no existes. Aunque no tiene por qué ser así, es cierto que algunos negocios han visto su expansión y su popularización una vez que han tenido una versión online, y que de hecho, están casi desaparecidos en su formato tradicional. Algunos ejemplos muy obvios son los que vamos a analizar.

Tiendas de música.A menos que seas un nostálgico buscando antiguos discos de vinilo y acudas a zonas muy específicas, te costará encontrar alguna tienda de música a pie de calle. Los formatos en CD se encuentran sólo en centros comerciales y tiendas en línea, aunque cada vez se compran más discos en formato digital, y sobre todo, prefieren los modelos de suscripción como Apple Music, que gracias al iPhone está ganando puestos a Spotify.

Karaokes. Los locales de karaoke siguen existiendo y teniendo su público, pero debido a la incomodidad de tener que esperar turno o aguantar algún que otro borracho, las plataformas tipo Smule Sing van ganando adeptos. Se puede cantar en modo colaborativo o en solitario, se puede compartir con el público o guardar la grabación para uso privado, y por supuesto se accede a un amplísimo catálogo de canciones en todos los idiomas. Suelen tener modo gratuito o bajo suscripción.

Salas de juegos y apuestas. Aquí vemos un verdadero auge del género de juegos de casino y un abanico enorme de apuestas deportivas. En casinoespanol podemos encontrar un Top 10 con los más interesantes. Ahora ya no sólo podemos apostar a los caballos o al fútbol sino a deportes menos multitudinarios o con equipos de categorías inferiores. En cuanto a los juegos, es más cómodo depositar directamente desde la cuenta bancaria que echar monedas en la ranura de una tragaperras. Definitivamente, los juegos online ganan terreno a los locales destinados a tal fin.

Páginas amarillas. Aunque siguen teniendo su versión online, ya pocas empresas pagan por aparecer en ellas, y es que simplemente con crear un perfil público de nuestro negocio en Facebook o en Google, o en Yelp, brindaremos no sólo información de contacto y horarios actualizada a los clientes tradicionales y a los potenciales, sino también esta información estará apoyada por reseñas reales de clientes satisfechos (o insatisfechos).

+ Leídas