Un ser humano brillante

Para crecer adecuadamente cada ser humano necesita tener esa chispa interna que lo mueva, motive e mpulse a crecer con autenticidad, por esto es importante que los padres sean los nutridores en el hogar, ya que es el nido donde está la base de la formación de ser humano.

Ese equilibrio que necesita cada persona para crecer de manera sana, equilabrada con un autoconcepto que le permita expresarse, explorar y explotar al máximo sus potencialidadades les llevará a ser una persona útil social y económicamente, con grandes proyecciones; visualizándose siempre optimista capaz de vencer las dificultades para llegar a la cima en sus proyectos de vida.

Es por esto que considero importante que en las familias prime el dialogo, la comprensión, la solidaridad y la expresión del amor a Dios como guía espiritual creo es indiscutible que la presencia de Dios en nuestras vidas y en nuestras familias va a llevarnos con toda seguridad a mejorar las relaciones familiares, la fortaleza que nos inyecta lo divino, nos llevará a expresar afectos y comunicar sentimientos y emociones sin depender de sentimientos sinceros, óptimos, puros ayudándonos así enormemente en las relaciones familiares que de hecho nos llevará a crear personas positivas y bien nutridas para así poder de esta manera nutrir y apoyar a otros, para que el mundo tome un giro más armonioso donde cada ser humano brille.

La autora es licenciada en Educación Inicial y Básica,
especialista en psicopedagogía

+ Leídas