El Macorís de mi infancia; restaurantes y comercios en SFM

Continuando con el tema, debo referirme al comercio que existía en mi infancia y adolescencia.

El comercio y restaurantes de nuestro pueblo era prácticamente de emigrantes, Libaneses y Chinos, aunque algunos dominicanos también incursionaron como comerciantes.

Las tiendas eran casi todas de géneros, se usaban las costureras y sastres para confeccionar nuestras ropas. Las había muy buenas era el caso de Doña Lliya Gómez, especialista en ropas de niños, cosía con esmero, una terminación de primera. Era tan detallista que al poner un botón a veces les bordaba pétalos y hojas y semejaban flores.

Esa era Lliya Gómez excelente modista, solo tenía un defecto, siempre tenía mucha demanda, a todos nos decía que si pero, si no ibas y te sentabas con ella era posible que al terminar el trajecito no le sirviera a tu hija o tu hijo y le quedara pequeño, a mi me pasó en ocasiones.

Ana Salime Tillán, de origen Libanesa y Cubana, tenía una tienda muy hermosa, detalles para la casa, muy finos, cosméticos franceses, muy buenos y una especialista en cosmetología que venía cada mes, nos aconsejaba sobre que productos usar, nos hacía limpiezas de poros y espinillas y hasta aconsejaba sobre el tipo de ropa que debíamos llevar, para que vean que nuestro San Francisco fue un pueblo sofisticado.

Además de la tienda Salime era modista y muy buena, su especialidad eran los trajes de fiesta, cuando le decíamos para que evento lo queríamos ella nos indicaba que género debíamos comprar, recuerdo por lo menos dos trajes que tuve hechos por ella, uno todo lleno de encajes, bordados por ella en lentejuelas, una belleza en amarillo negro y dorado. El otro era verde manzana y le bordó en la parte de encima del dobladillo unas rosas grandes en dos tonos de rosado.

De las tiendas de Dominicanos recuerdo la de los Olivier, la de los Minaya, Doña Gertrudis, vendía zapatos. Había dos comerciantes situados cerca uno del otro y competían entre si, hay muchas anécdotas de entonces, Jovino Pichardo, con una tienda interesante vendía de todo y muy barato y las Hermanas Languasco una tienda pequeña y con poca mercancía. Dora Grullón otra dominicana con tienda ya en años más tarde y ella vendía ropa de niños confeccionada, vestí a mis hijos de allí por muchos años.

Estaban las tiendas de Àrabes y Turcos (como se les llamaba, en realidad no lo eran, en su generalidad eran Àrabes, Libaneses, Los Acra, Los Chabebe, Los Ramia, y finalmente los Restaurantes : El Central de Antonio el Chino, muy querido y respetado, una pena que su propio cocinero en un momento de ira lo matara acuchillado, se arrepintió enseguida vió lo que había hecho, El Macorís y un negocio con mala reputación también de Chinos en la acera de enfrente, era un bar aunque siempre había manzanas y peras y algunos dulces de venta.

Tengo por obligación que nombrar algunas maestras, fueron muy buenas y queridas, Doña Aurorita Paulino, Doña Mercedes Portuondo, Doña Isabel, una Inglesa de las Islas que enseñaba Inglés, la madre de Machacho González, excelente profesora de literatura y gramática, Agripina Paredes, la Srta. Ana Guzmán, Niní Polanco, su hermana Tata y que me perdonen si no menciono otras, había realmente muchas profesoras buenas.

Me olvidaba mencionar que Ana Salime fue la primera mujer en incursionar en un negocio importante, una terraza-sala de fiestas, ella la construyó y decoró de manera original, tenía en el centro de la pista de baile un burro disecado : La Guira, fue por muchos años un lugar muy concurrido por todos. Puedo afirmar que ella fue una pionera en muchas cosas, su tienda, su sala de fiestas y sus hermosas confecciones.

Los ingenieros eran pocos al extremo que recuerdo 2 casos dentro de mi familia que al construír sus casas importaron sus ingenieros de Santo Domingo y Santiago, Don Antonio Guzmán, exitoso abogado que ejerció su profesión por setenta y tantos años, importó de Santo Domingo a mi cuñado el Ing. Andrés de los Santos y Lulú Yangüela, mi tío, lo importó de Santiago pero no recuerdo su nombre.

La clase médica era bastante grande, los más nombrados eran : Dr. Domingo Ovalle, Dr. Mayín Sturla, su hermano Juán Sturla, Dr. Jesús Negrette, Dr. Fabio Rojas, Dr. Manuel Ortega y mi padre el Dr. Antonio Tejada Guzmán y su hermano Jorge Tejada. Luego llegaron Dr. Chelo Tavárez, Arturo Polanco, Rafael Paulino, los hermanos Peralta que eran 4 aunque 2 se ellos trabajaron en Santo Domingo y en Villa Altagracia.

La vida era tranquila y simple, no existía competencia ni con marcas ni con ropas, se vivía de forma muy natural, durante la semana era escuela y los domingos Misa y tanda vermuth, a veces cuando había una película familiar o un musical íbamos por las noches. La mayoría de los muchacho iban al Parque Duarte, antes llamado José Trujillo Valdéz, se paseaban alrededor de el y escuchaban "la retreta", no sé por qué pero nunca lo hice, no me gustaba esa costumbre.

Había muy pocos vehículos privados, que yo recuerde los que teníamos éramos: Fortunato Canaán, Diego Valeriano, las hijas de estos dos señores eran las única mujeres que manejaban entonces, Euridice Canaán artista del pincel y la pluma, muy buena aunque apenas se mencione y Edda, Jeannette, Dulce, Eva Valeriano.

Don Issa Kaluche, Don Diego Pérez, Don Nazario Sánchez, Don Nazario Rizek, Dr. Jesús Negrette, Dr. Fabio Rojas, Niño Àlvarez, Raúl y Lorenzo, sus hermanos, Adolfo Paulino, Lulú Yanguela, Antonio Guzmán, Armando García Jiménez,Gabriel Paulino, Lorenzo Àlvarez que era Gobernador y mi padre, puedo haber olvidado a alguien pero eran muy pocos, había sin embargo, en comparación muchos públicos, viajaban a Santiago y Santo Domingo, los más nombrados eran : Andrés Grullón, El Rubio, Nato Calderón, Camilo, La Cigua, y otros muchos.

Teníamos locos y borrachos famosos, Pedro Sam de quien se decía era tan inteligente que se había puesto loco, "Barajita", llamada así por tantos accesorios que usaba, el borracho más famoso era Amancio Castellanos, había rezadoras que iban a todos los velorios a rezar y gritar, había "aguanteros" eran especies de loterias o rifas ilegales, los que llevaban "sanes", un san era una manera de ahorrar, un grupo de 10 personas llevaban un San de RD$1,000, si tenía la suerte de tener el segundo número, (el primero era de quien llevaba el San) recibía a la segunda semana de pagar una cuota de RD$100.00 la suma de RD$1000,00 y así sucesivamente.

Por último voy a referirme a las Fiestas Patronales de Santa Ana, ese era un acontecimiento mayor. "La sociedad" que pertenecía al Club Esperanza, se dividía en 4 sectores denominados por los 4 putos cardinales, de cada sector se elegía una candidata y se formaban comisiones para ayudarla con la tarea de "vender votos" que la ayudarían a salir Reina de Las Fiestas Patronales. Era todo un mes de festejos, en el Club Esperanza se hacían fiestas a dos grandes orquestas y pasadías pero en los otros Clubes también se celebraban reinados. La Calle Santa Ana se adornaba con banderines de colores, había fuegos artificiales, palos encebados, corridas de sacos y todo lo que a los comités gestores se le ocurriera. El baile de coronación era memorable, comenzaba con un desfile de todas las candidatas: una Reina y 3 Princesas y su regias cortes, yo desfilé muchas veces como paje, a mi padre no le gustaba que sus hijas fueran candidatas, pero no le importaba que participáramos en las fiestas, me encantaba y más cuando pude hacerlo montando mi caballo eso fue algo glorioso. Los trajes lujosos, algunos adornados con plumas, ahí había una gran competencia de quien llevara el vestido más hermoso, más raro y más costoso. Las casas exibían en puertas y ventanas Banderas, era una manera de señalar que el pueblo estaba de fiesta.

Recuerdo particularmente un año, mi padre era el presidente de la comisián de nuestro sector, la candidata era Finetta Saba. Apareció un enamorado rico, muy rico, había sido limpiabotas y llegó a millonario, el señor Méndez Capellán, se acercó a mi padre y le dijo : "Todo el dinero que se nesecite, Finetta será la Reina" ¡Y claro, lo fue!

Hola soy Santos Reynoso y esta es la oportunidad que te tengo.  Casa de 275 Mts2, de construcción, en un solar de 400 Mts2. Tres habitaciones, Cuarto de Servicio, Dos baños y medio. Oportunidad RD$6,500,000.00 WhatsApp: 809-977-1755

+ Leídas