Marzo, mes dedicado al Día Mundial de la Tuberculosis
Celia Pérez
Celia Pérez

LA TUBERCULOSIS PULMONAR: Es la enfermedad más antigua de la humanidad qué afecta a la persona de nuestra sociedad y al mundo en que vivimos. Su evolución crece de manera masiva. Hace más de un siglo se conoce el bacilo.

Recordemos que es una enfermedad infecto-contagiosa muy peligrosa, pero también es curable, prevenible, es producida por el Bacilo de Koch. o mycrobateriu fue descubierto El doctor Robert Koch, médico bacteriólogo, en el año 1882. Esta enfermedad ataca especialmente al pulmón, pero no quiere decir que no pueda aparecer en cualquier órgano de cuerpo.

El bacilo de la tuberculosis se aloja en la parte más sensible del cuerpo. La tuberculosis se transmite de una persona infectada a una persona sana que al toser, reír, o estornudar está expulsando bacilos de Koch que son transportados por el aire y puede llegar a la persona con facilidad.

Los síntomas de la enfermedad son: tos y catarro por más de15 días, pérdida de peso, falta de apetito o anoréxico, sudoración nocturna, cansancio, decaimiento, pérdida de peso, se torna deprimido, sin deseo comer, etc.

El tratamiento de la Tuberculosis es gratis, Si tu familia o tus amigos tienen algunos de estos síntomas no temas, visita al centro de salud más cercano. Recuerda que la prevención es la mejor medicina, detectando las personas con síntomas y haciendo un diagnóstico temprano podemos erradicarla. La tuberculosis no solo es una enfermedad física contagiosa, sino también que afecta su estado emocional afectivo de la persona produciendo muchas veces estado shock, ,miedo, ,ansiedad, culpa ,tristeza, negación, aceptación entre otro.

¿Cómo hacer su prevención? Esto va a depender de las posibilidades del entorno donde vivas, si tienes las higienes necesaria y tienes una alimentación adecuada; todo esto va favorecer a la persona para que no haya una infección. La prevención es fundamental en todo caso, porque cuando estamos siendo oportuno a no utilizar recurso alguno, trabajamos para prevenir, entonces contribuiríamos para que la persona sea más sana o menos enferma. Pero también vale decir que cuando la persona vive en albergue, aglutinada y tiene poca ventilación y una alimentación no adecuada está más propensa a una infección por su estado inmunológico Es importante saber que como seres humanos todos corrimos el mismo riesgo, no importa la edad, sexo, color de piel, el estatus social condiciones económicas, raza o religión.

Es importante para nosotros saber cómo debemos actuar frente a un paciente diagnosticado. poder relacionarnos con sus familiares de una forma afectiva para integrar a la familia que pueda servir de guía al paciente y brindarle apoyo emocional a esa persona que es tan importante en esa familia y que ahora tiene un diagnóstico, que debe aceptar y superar.

Nosotros como profesional entendemos que ninguno de los diagnósticos son aceptados fácilmente y menos de una enfermedad que ponga nuestra vida en peligro, muchas veces cuando visitamos al médico y nos hace un diagnóstico debido a la analítica o estudio realizado.

Nuestra parte emocional se lastima y obviamente nuestra autoestima tiende a bajar. Muchas veces tenemos miedo a enfrentarnos a la enfermedad, pensando que quizás no nos vamos a curar y otras veces por temor a ser rechazados por nuestros familiares, amigo, hermano, vecino, compañero de estudio, etc. Trabajamos la danza del miedo con tristeza, preocupación, aislamiento ansiedad. Estas son algunas palabras que pudieran describir los momentos por los que está pasando.la persona que reciben un diagnostico. Pero cuando tenemos a alguien que nos dé el apoyo que necesitamos y que nos oriente sobre la situación que estamos viviendo, pensamos que somos seres humanos capaz de seguir adelante y nos damos cuenta que somos valientes y que podemos aprender de lo que estamos viviendo de nuestra situación.

Tenemos derecho de ser respetados y a aceptados en nuestra sociedad, por eso establecer una relación de apoyo con el paciente, le permite que tenga la oportunidad de sentirse en confianza para aceptar la enfermedad, para llevar el tratamiento. Ya no será un problema o inconveniente, sino más bien una razón para sentirse apoyado. Por eso Trabajar juntos con sus familiares para que tenga una recuperación satisfactoria.es una solución. ‘¿Ven acércate. Tú te lo merece Juntos podemos?’

La autora es Licda. En Psicología, y Educación Inicial, 
Terapeuta Familiar y de Pareja.
Tel.: (809) 256-1143 • (809) 588-7498

 

+ Leídas