Dra. Radaisy Pantalón Guerra
El 31 de marzo día mundial contra el cáncer de Colon; datos importantes a conocer

El cáncer colorrectal es el que se origina en el colon o en el recto, que es el intestino grueso, se le llama cáncer de colon o cáncer de recto, dependiendo del área afectada. La mayoría de los cánceres colorrectales comienzan como un crecimiento llamado pólipo en el revestimiento interno del colon o del recto. Algunos tipos de pólipos pueden convertirse en cáncer en el transcurso de varios años, pero no todos los pólipos se convierten en cáncer. La probabilidad de transformarse en un cáncer depende del tipo histológico de pólipo, pólipos adenomatosos, también otras características como el tamaño (mayor de 1 cm), el número (más de dos), si tiene pedículo o no y el grado de displasia que tenga el mismo.

El cáncer colorrectal es hoy en día una importante causa de morbimortalidad por cáncer en el mundo y es de evolución rápida. Es más frecuente en hombres y en mayores de 50 años. Afecta más el colon derecho y el sigmoides.

Existen factores de riesgo para padecer cáncer de colon, el más importante es el antecedente familiar de cáncer colorrectal o pólipos colorrectales, antecedente personal de Enfermedad Inflamatoria Intestinal. El riesgo aumenta con la edad, otras causas relacionadas a un mayor riesgo de padecer la enfermedad es la dieta occidental con un alto consumo de grasas, carne roja, y un pobre contenido de fibras en la misma, consumo de algunos embutidos (salchichas). Tabaquismo, consumo excesivo de alcohol, obesidad, vida sedentaria y la Diabetes Mellitus.

Muchas personas con cáncer de colon no tienen ningún síntoma en las primeras etapas de la enfermedad. Cuando aparecen los síntomas, es muy probable que varíen según el tamaño y la ubicación del mismo en el intestino grueso.

Dentro de los signos y síntomas están, los cambios en el hábito intestinal, como diarrea o estreñimiento, o un cambio en la consistencia de las heces de más de cuatro semanas, sangrado transrectal o sangre en las heces, malestar o dolor abdominal persistente, sensación de no vaciamiento por completo de los intestinos, debilidad general o fatiga, pérdida de peso, anemia o sangre oculta en heces.

El cáncer colorrectal se diagnostica mediante una colonoscopia, que se realiza con tubo delgado y flexible, que tiene una fuente de luz y una pequeña cámara en el extremo, se introduce a través del ano hacia el colon, y por este se pueden pasar instrumentos especiales, para tomar biopsia o extirpar cualquier área que se vea sospechosa, como pólipos de ser necesario.

Prevención: No hay manera de prevenir el cáncer de colon, sin embargo, usted puede tomar medidas que pueden ayudar a reducir su riesgo, como cambios en el estilo de vida, eliminando así muchos factores de riesgo, como mejorar la alimentación con una dieta alta en fibras y limitar las carnes rojas y procesadas, comer frutas y vegetales, realizar actividades físicas, abandonar el hábito de fumar y el alcohol, entre otras.

Es importante que consultes con tu médico gastroenterólogo, si observas o presentas algunos de estos signos o síntomas. La autora es Gastroenteróloga, Endoscopista, Medicina Interna.

+ Leídas