Yo no sé de Arte

Imaginemos que iniciamos un viaje al pasado, retrocedemos en el tiempo con entera libertad. La nota olvidada dentro de una botella nos indica como única pista ¿Donde está la primera emoción?

Buscamos el origen de una emoción, pero, dónde buscar y sobre todo, ¿qué buscar?

Cómo y dónde se encuentra una primera emoción en la historia? Que motivó al hombre del Paleolítico Superior a esculpir con una piedra una figura de un mamut a partir de un colmillo de este animal? El mamut de Vogelherd, encontrado en el año 2006 en la cuevas del mismo nombre, en el surde Alemania, se podría considerar como la primera obra de arte figurativo hallada hasta la fecha, con 35 mil años de antiguedad. Supera por 10 mil años a la Venus de Willendorf y es 20 mil años más antiguo que el famoso bisonte de las cuevas de Altamira.

Y qué pasó con eses mamut? Obviamente ya no existe pero su presencia perdura en la pequeña figura de menos de 4 centímetros y todo el que la observa de seguro recrea en su mente la majestuosidad de ese mamífero al apreciar los cuidadosos detalles de su elaboración, piensa también cómo pudo haber sido ser la vida de ese artista primitivo que lo inmortalizó, su satisfacción al momento de culminar su obra. Una primera emoción se ha develado, al fin la encontramos!

Son las emociones las motivadoras de las obras de arte? Es la compasión en los acordes en elRéquiem de Wolfgang Amadeus Mozart, quien falleció antes de concluir la obra, en el año 1791, es el sentimiento amoroso del mundialmente famoso bolero "Por Amor", del maestro dominicano Rafael Solano, lanzado en noviembre del 1968. Es la palabra susurrada, la poesía tantas veces recitada del inmortal poeta chileno Pablo Neruda, entre tantas obras nacidas a partir de una primera emoción del hombre.

Nadie es ajeno al diálogo con un objeto de arte, con una tonada, con una pintura, aunque no lo perciba de manera consciente, se establece un vínculo entre artista y espectador, por medio del elemento que observa o escucha y asociado a su forma de expresión.

El arte como tal, arte per se, es un término inacabado, incompleto y hasta imperceptible si no está asociado a un pensamiento, a una emoción y siempre se va a manifestar en el contexto y con las características de la idea y el medio en que se aplique. Como expresara el filósofo francés Gilles Deleuze (París, 1925, 1995) en su conferencia "Que es el acto de Creación? " …."En función de las técnicas que conozco puedo tener una idea en un determinado campo, una idea en cine o bien distinto, una idea en filosofía. "

Mozart, el compositor austríaco, probablemente moriría en segundo intento ante una interpretación de su homólogo actual y Pablo Neruda no entendería cómo la primera y la última letra del alfabeto griego se refieren a los nombres artísticos de cantantes de música urbana en nuestro país. Igualmente de extraño resulta para nosotros en muchas ocasiones acercarnos al dialogo con una obra de arte, sea clásica o contemporánea.

Por extraño que parezca o por poco que nos guste, los creadores que mencionamos, no todos necesariamente artistas y con abismales diferencias en sus niveles de calidad, tiene un elemento común y es la expresión de una emoción contenida en sus obras, sublimes y enaltecedoras, soeces e instintivas, cada una en su contexto y con códigos de comunicación acorde a su expresión plástica.

Queda en nosotros disponer nuestra inteligencia a recibir los códigos que nos motiven, a enriquecer nuestros conocimientos con nuevas reflexiones generadas por el diálogo y apreciación de obras que nos despierten esa curiosidad ó simplemente dejarnos llevar por lo básico e instintivo, pensamientos en pausa. No es saber de arte, es sentir el arte.

Evelyn

Evelyn Yege es artista visual, visita su Facebook Evelyn Yege, Tertulia de Arte.

+ Leídas