Los Colores y La Política

Es un tema debatido la relación que existe entre los colores y el estado de ánimo de las personas. Existen tratados sobre la teoría del color e incluso especialistas que dominan los criterios relacionados con las variaciones cromaticas y cómo inducir un estado deseado en las personas, a través de las combinaciones de colores adecuadas, aplicadas en los espacios, muebles, vestimentas, etc.

Favoritismos aparte, la reciente campaña electoral ha tenido como elemento a destacar la excesiva presencia de los más variados rostros de candidatos en los medios publicitarios. Además de la sonrisa congelada de los postulantes, tantos colores de partidos, agrupaciones y movimientos saturan nuestros sentidos y son sujeto de análisis en esta Tertulia.

Antes de iniciar la decodificación de nuestra amalgama cromática, es importante acotar que, fuera de las infinitas gamas tonales que Dios recreó en la naturaleza, los colores como los conocemos, los creados por el hombre, tienen su fundamento en los estudios presentados en 1672 por el físico, matemático y astrónomo inglés Isaac Newton, quien describió los colores como el producto de las propiedades de los rayos que componen la luz.

En principio, la descomposición de los rayos de la luz solar presenta los siete colores que vemos al observar el arcoiris, denominados como rojo, naranja, amarillo, verde, azul claro ó cian, añil y violeta. Estudios posteriores, realizados por otros científicos, concluyeron que el esquema cromático podía reducirse a tres colores luz ó colores pigmento, según el enfoque de los diferentes autores. Todas las demas gamas serían el resultado de las combinaciones de estos tonos primarios.

En todos los casos, si mezclamos los colores luz, el resultado sería más claro porque el blanco contiene todos los colores. Sin embargo, en nuestro arcoiris político la fórmula no funciona igual, pues el violeta (morado) acoje al blanco y al rojo, sin convertirse en rosado, con toques de verde y otras tonalidades, sin parecer árbol ni flor.

Por otro lado, continuando con la teoría, la mezcla de los colores pigmento daría por resultado otro más oscuro, pues el negro es la fusión de todos los colores. Nuevamente nuestro Folklore cambia las cosas y la combinación de azul, rojo, verde y otros tonos no da negro, sino un nuevo color blanco con un nuevo partido.

Estas series cromáticas descritas desafían todas las teorías del color imaginables y nos colocan frente a una nueva percepción de la realidad, ya no tanto por su posible influencia en nuestro estado de animo, sino por la posibilidad de recrear, en tres selecciones, el arcoiris que mejor se ajuste al circulo cromatico de nuestra preferencia.
Como expresara el poeta español Ramón de Campoamor "En este mundo traidor nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira."

Evelyn

Evelyn Yege es artista visual, visita su Facebook Evelyn Yege, Tertulia de Arte.

+ Leídas