Notas Rosa Elba Carrón de Almánzar
Notas Rosa Elba Carrón de Almánzar

Cumpleaños: Ana García Ortega, Ingrid López y mi querido nieto Adrián Alberto Almánzar Bournigal en New York, E.U., a mi querido biznieto Xavier Ruiz Almánzar residente con sus padres Albert y Laura en Barcelona, España. A mis sobrinas Mónika en Miami, Paula Benzo en Chicaco, Lissette Pérez Carrón en Atlanta. En Santo domingo, mi sobrina María Alicia, mi ahijada Rosanna Rizek de Acebal, Sheila Kushner de Peguero y Grisel Espinal.

En esta ciudad al Ing. José López, Henry Hernández, Carolina Rodríguez de Holguín, Sebastián Bueno, Waldyn Sosa, Jensy Sosa, Chanelle Polanco, Gloria Garabot de Abukarma, Annie Kushner, Arlette Pantaleón, Sebastián Peña, Harold Watey Delgado y Alma Mena.

Aniversario de Bodas:
Danilo y María Virginia Polanco, Francisco y Maribel Fernández, José Abigail López y Gabriela y mis queridos primos, el Dr. Próspero Morales y Danielle Carrón. Muchas felicidades y bendiciones! PENSAMIENTOS: “La igualdad de derechos y dignidad del hombre y la mujer no significa que la mujer renuncie a su feminidad ni que imite el carácter masculino, sino la plenitud de la verdadera humanidad femenina, expresada en su comportamiento tanto en familia como fuera de ella”. (Familiaris Consortio 23)

“El amor es como un nuevo nacimiento: el hombre nace en la mujer amada y ella en él. Cada uno puede decir al otro “Te llevo en mí porque naciste en mí, y vives en mí, como yo vivo en ti”. En lo adelante serán “una sola carne” y trabajarán por ser también un solo corazón y un solo espíritu, no como fusión que destruya la individualidad de cada uno o de uno de los dos, sino como unión de dos seres libres, para una obra común. (La Costilla de Adán, P. Luis Caballero).

“La mujer no quiere bastarse a sí misma. Necesita comunicarse constantemente con los demás. Se da por entero y sufre cuando no le corresponden generosamente. Tiende a idealizar al ser que ama y se desilusiona cuando este no queda a la altura en que ella le había colocado. (Qué sabes tú de la mujer? –J.M. Díaz)

“Nadie puede expresar en palabras lo que es el amor materno. La maternidad provoca en la mujer un desarrollo de la sensibilidad y la floración de nuevos sentimientos, de modo que por muy degradada que esté como madre es santa…De su seno emerge la vida que se desarrolla al amparo de sus cuidados. La madre trabaja calladamente en el trasfondo de la Historia, sin ruido pero con eficacia. Desde allí dirige y moldea la historia de los pueblos. No podemos encuadrarla entre dos hitos: nacimiento y muerte, pues el periplo vital arranca de Dios y desemboca en Dios… Su amor es tan grande, tan sublime que se conecta con el amor del corazón de Dios”. (Cardenal Mindszenty).

+ Leídas